Trocear España

Haciendo honor a mi apodo en Twitter, brainstormCarlo, voy a intentar hacer una pequeña tormenta de ideas alrededor de la siguiente cuestión:

Si por algún motivo oculto, alguien quisiese separar España en países más pequeños y manejables, como ocurrió con Checoslovaquia o, más dramáticamente, con Yugoslavia… ¿Cómo lo haría?

Creo que lo primero que haría sería buscar algo diferencial que caracterizase a cada uno de los países finales y potenciarlo. En general se suelen aprovechar las diferencias de raza, religión, lengua… en España lo único que se podría utilizar serían las distintas lenguas locales.

Claramente, este paso se ha seguido ya durante décadas. Las lenguas locales son de uso obligado en Galicia, País Vasco, Cataluña… y poco a poco se amplía a Navarra, Baleares, Comunidad Valenciana… ¡incluso se habla de promocionar el bable Asturias!

Se está llevando a cabo una transformación social impresionante. Por poner un ejemplo espectacular: hace 40 años en el País Vasco nadie hablaba euskera y se ha conseguido volverlo obligatorio. ¡Considerado como la lengua propia! ¡Una lengua incomprensible para quien no la habla, que aun tiene un uso minoritario y que siguen sin saber hablar más de la mitad de los vascos!

Es decir, las leguas habrían pasado a ser utilizadas como un elemento de adoctrinamiento político. De formación del nuevo espíritu nacional que acompaña al desarrollo institucional, con sus parlamentos, televisiones, educación, policía… todo local. La idea de fondo que se busca transmitir es muy sencilla: si hablas vasco, es que eres vasco, no español.

Las lenguas como doctrina
https://politicadegaraje.blog/2019/01/11/las-lenguas-como-cizana

Lo segundo sería conseguir apoyo político. Los partidos nacionalistas locales son el elemento básico, necesario, pero no son suficientes. Se necesita el apoyo de al menos uno de los dos grandes partidos nacionales. Y ahí el PSOE, por tradición, es mucho más vulnerable que el PP.

¿Cómo se consigue que un partido nacional vaya en contra de su propia nación? Pues haciéndose con sus partes (volviendo filonacionalistas al PSC, PSE…) hasta conseguir una mayoría suficiente para elegir un líder dispuesto a colaborar.

Esto también se ha llevado a cabo. Primero con la victoria de Zapatero sobre Bono, apoyado por Maragall. Y a día de hoy con la de Sánchez sobre Díaz, apoyado por Iceta. De ahí Tinell y el Estatuto que definía a Cataluña como nación en la etapa de Zapatero o la moción de censura y la nación de naciones hoy.

El PSC y la cizaña nacionalista
https://politicadegaraje.blog/2019/01/10/el-psc-y-la-cizana-nacionalista

Los vínculos que nos unen
https://politicadegaraje.blog/2019/03/19/los-vinculos-que-nos-unen/

Un presidente marchoso
https://politicadegaraje.blog/2019/03/26/un-presidente-marchoso/

Lo siguiente sería ir volviendo aceptable el nuevo escenario. Consistiría en aplicar la estrategia de la rana hervida. En el plano ideológico o emocional consiste en ir introduciendo poco a poco una idea originalmente inaceptable, la de la disgregación de España, hasta que resulte tan habitual que se vuelva aceptable.

El paso intermedio sería ir promocionando una España como nación de naciones. Un paso intermedio evidente, antes de separarla en naciones independientes. Y, sí, esto también está ya en marcha.

En general, el PSOE se encarga de ir lanzando mensajes tranquilizadores mientras se avanza en el plan. Favorecer la expansión y obligatoriedad de las lenguas locales, transferir competencias, ser permisivos ante las ilegalidades nacionalistas… mientras se asegura a los votantes que el peligro de secesión es cosa de la derecha, que todo va bien.

También hay que ir descalificando el país antiguo que se quiere eliminar, claro.

Esto lo hacen desde hace años en el PSE, PSC… siempre con banderas locales y mostrando evidente desagrado hacia los símbolos nacionales. Y últimamente se extiende al ámbito nacional con un revivir del franquismo y la memoria histórica.

Se trata de asociar el concepto de España a dictadura, machismo, xenofobia, violencia, ultraderecha… frente a unas naciones locales democráticas, feministas, abiertas al mundo y solidarias, pacifistas… Ya se sabe, la España negra y la Cataluña de las sonrisas.

Y sí, esto también se está transmitiendo hoy día desde los medios. Por inverosímil que resulte la idea. Quien defienda la idea de España y avise de la necesidad de hacer frente a la estrategia de los nacionalismos en vez de colaborar con ellos, se estará convirtiendo en un facha o, como suele decir Sánchez en lenguaje suave pero claramente intencionado, en un reaccionario, partidario de la involución…

Por último, se necesitaría desbaratar la oposición. Descalificándola internamente con la idea de que en realidad el PP hace lo mismo que el PSOE. Y dividiéndola, para que lo que antes era el voto a un partido pase a ser voto a varios partidos, impidiendo una reacción eficaz.

Sin duda hay más entornos que se podrían analizar. El mundo del espectáculo, la cultura, la empresa, la universidad y en particular los politólogos, educación, medios de comunicación… pero no tiene sentido ser tan exhaustivo aquí. Tan solo pretendo presentar la idea, no detallarla ni demostrarla.

Así que, para concluir el artículo, me gustaría añadir tan solo una reflexión: si esto está tan avanzado ¿no sería razonable valorar el desistir y unirse a la disgregación?

Me lo he planteado, pero no. No es una buena opción para salir del embrollo. Quienes apoyan la disgregación no solo utilizan malos métodos, como la manipulación mediante populismo frentista y la intriga oscura. Apoyan malas causas en general. Son los mismos que abogan por no apoyar a la democracia en Venezuela mientras está siendo conquistada por las dictaduras cubana y rusa. Son quienes están facilitando el crecimiento de las dictaduras (China-Corea, Rusia, Cuba-Venezuela-Nicaragua…) como forma de erosionar a EEUU. Arrastrándonos a todos a un mundo de riesgo e imposición mientras, siempre con hipocresía, bloquean la reacción de las democracias apelando a los más altos valores de la multilateralidad y el pacifismo.

O, por expresarlo con un contraejemplo gráfico: ¿por qué habrían de dividirse Yugoslavia, Checoslovaquia, España, Reino Unido… pero no Francia y Alemania? No, no suena bien.

La Francia que hacía de santuario de ETA, la Bélgica de Puigdemont, la Alemania de Schleswig-Holstein… O todos pequeños o equilibrio entre grandes, no una UE en la que dos grandes mangonean la resto, eso no acabaría bien.

.

/***/

.

P.S.1 (27 marzo 2019) Un ejemplo de hoy mismo de la estrategia de la rana hervida. El de hoy, porque los hay incontables. Como lo de la mesa estra-parlamentaria con relator, como…

En este caso, Iceta (PSC) pone un valor alto, 65%, para que cuele sin dolor la idea de un referéndum solo de catalanes. Uno piensa, si no va a pasar… Pero cambia en la práctica la soberanía, apoyando la estrategia nacionalista del supuesto derecho a decidir local. Es lo de la rana hervida. Que nos vayamos acostumbrando. Lo ejemplificaré con un chiste conocido:

¿Se acostaría usted conmigo por 1 millón de dólares?
Hombre, por un millón… sí.
Pues entonces ya sabemos qué es, solo queda negociar precio.

Versión Iceta:
Aceptaría plantear la secesión por consulta solo a los catalanes si lo quisiese el 65% de los catalanes?
Hombre, si es el 65%… si son tantos, sí.
Pues ya sabemos quién tiene la soberanía.

Y quién se oponga a la falacia… ¡fascista! Es lo único que le ha faltado decir para completar la estrategia habitual.

P.S.2: (31 marzo 2019) Una muestra de apoyo francés al gran engaño de nuestra campaña electoral. Ese que habla de una ficticia ultraderecha que divide y el PSOE que une y olvida el pacto de Sánchez con el populismo de izquierdas y los verdaderos ultras, los partidos nacionalistas.

Es decir, apoya las dos grandes falsedades de la campaña de Sánchez: 1- que aliarse con los secesionistas no es grave; 2- que Vox es ultraderecha y es grave aliarse con ellos.

Y como no puedo suponer que Macron no se entera… será que apoya lo que hace Sánchez: seguir la estrategia de división de España. Ahora entiendo la fuerza de Sánchez, lo impulsan poderes importantes.

“Hoy estamos en un movimiento de apertura en el que deseamos hablar más de lo que nos une que de lo que nos divide. Y constatamos que, sobre todo en los países del sur, hay socialdemócratas con los que tenemos puntos de convergencia”
La República En Marcha “sigue manteniendo un diálogo amistoso y constructivo con Ciudadanos”, señaló su líder, quien sin embargo reiteró la “línea roja” que para ellos supondría cualquier pacto de esa formación con la ultraderechista Vox. “
Los dos engaños de la campaña
https://politicadegaraje.blog/2019/03/24/los-dos-enganos-de-la-campana/

P.S3 (17 abril 2019) Un ejemplo para que se vea el planteamiento de Macron para Francia. Absolutamente lo opuesto. Claramente no es que no entienda de qué va la cosa.

16 comentarios sobre “Trocear España

    1. ¡Muchas gracias!
      Yo no sé quién está detrás en concreto. Me limito a interpretar lo que se ve, a darle la forma que tiene, uniendo los puntos.

      Y, sí. El 11-M también lo trato en una entrada del blog.

      Me gusta

      1. Gracias a usted, evidentemente nadie lo sabe (salvo el/los cerebro/s), mucho se cuidan las formas de hacer las cosas,para que siempre haya una posible interpretación alternativa.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s