Un silencio francamente atronador

Como indico en una entrada anterior, así como los intereses particulares de Francia o Alemania no me parecen excesivamente relevantes a la hora de valorar la actualidad política, si me parece importante prestar atención a aquellos intereses que son compartidos por ambos países.

La incorporación del eje franco-alemán al análisis de la política actual
https://politicadegaraje.blog/2019/11/17/la-incorporacion-del-eje-franco-aleman-al-analisis-de-la-politica-actual/

Una estrategia compartida por ambos, Francia y Alemania, normalmente contará también con el apoyo de la Unión Europea. Es decir, se verá respaldada por una fuerza que representa a 512 millones de personas del primer mundo. Eso es mucho poder económico. La mayor concentración de poder económico del mundo.

A este actor no formalizado se le suele denominar eje franco-alemán. No formalizado puesto que no hay un acuerdo de unión política explícito, pero actor en tanto en cuanto, al menos en el ámbito europeo, su influencia resulta incontestable cuando actúan de forma conjunta.

Pero que el actor no esté formalizado no implica que sus intereses y acciones no deban incorporase al análisis político general. Olvidar al eje franco-alemán es como no considerar los intereses estadounidenses, chinos o rusos, que siempre se valoran frente a cualquier conflicto. Sean los nacionalismos en España, el avispero de Oriente Medio, las crisis bolivariana y peronista en Iberoamérica, la amenaza de imperalismo chino o, incluso, al analizar la propia política interna estadounidense (impeachment, ataque de Trump a los media…).

Sin embargo esto no se produce, apenas se valora la influencia franco-alemana en las diferentes tertulias y artículos políticos. Aunque Europa apoye a Palestina frente a Israel, defienda la posición de Irán en el tratado nuclear frente a EEUU, desbarate la presión económica de EEUU a Cuba o China, se dividan Yugoslavia o Checoslovaquia… el eje franco-alemán ni se nombra. Ni aparece.

Y ese silencio respecto de los intereses compartidos del eje franco-alemán me resulta significativo. Muy significativo.

Un ejemplo concreto. Hace poco, Villarejo lanzó unas de las revelaciones impresionantes. Habló de una supuesta preparación del 11-M en un palacio de Francia. Una auténtica sensación mediática… que sin embargo no se desarrolló. Ningún medio ni periodista siguió ese hilo. No pretendo entrar en si tendrá algo de cierto o no, esa no es la cuestión. Es el silencio lo que me asombra. Que no se le de una y mil vueltas a esa noticia.

Ese silencio sugiere que otro tema a plantearse, el del extraordinario poder mediático necesario para acallar noticias. A mi modo de ver, en general, el silencio respecto del eje franco-alemán es atronador.

Sin duda EEUU detenta el poder militar, como lo tenían los antiguos romanos. Pero cualquiera diría que a Jehová lo manejan desde Francia y Alemania. Que el mundo los medios está del lado franco-alemán.

Los ERE, sobre ladrones y manipuladores políticos

Resultado de imagen de Ere

Acabo de oír decir a Bono en Onda Cero que la corrupción de los ERE es incomparablemente menos mala que la del PP. Porque Chaves y demás dirigentes no se lucraron con ella como los de la Gürtel y otras tramas de corrupción que se afectan al PP. Y lo ha remachado afirmando que Chaves y el resto de compañeros del PSOE son buenas personas, por las que pondría la mano en el fuego, no como los del PP.

Es decir considera mejor al manipulador político que al ladrón.

Yo opino justo lo contrario. Que atacar la democracia (redes clientelares…) es aun peor que robar. Más perverso y sin duda más perjudicial para la sociedad, además de soler ir acompañado de robo. Corrupción, son ambas.

Los ladrones son malos, que duda cabe. Pero los políticos que manipulan a la sociedad para dominarla, para mandar, son peores. Pensemos en el peronismo, el bolivarianismo, en el paro andaluz, en ETA, en el golpe de estado o el adoctrinamiento de los nacionalistas catalanes…

Son muchos quienes utilizan este argumento para defender a los dirigentes del PSOE de los ERE, decir que puesto que su motivación es política, son buenas personas. Es el mismo argumento que se utiliza para defender a los políticos nacionalistas que se saltan la ley. Incluso se utiliza para blanquear a los asesinos de ETA: en el fondo son buenos porque no sacan beneficio personal. ¡Como si conseguir poder no lo fuese!

Políticos presos políticos…
http://pajobvios.blogspot.fr/2017/11/politcos-presos-politicos.html

Yo les preguntaría:

¿Qué es peor, Jack el destripador, Charles Manson y demás asesinos en serie o Hitler, Stalin y Mao Zedong, políticos que establecen el asesinato como sistema político para asentarse en el poder? Tan asesinos son unos como los otros, pero el asesinato político además es catastrófico.

Algo similar ocurre con el robo.
Como individuos tan ladrones son los de Gürtel como los de los ERE. Pero los ERE, como cualquier otro sistema político clientelar, además arruinan la sociedad. Solo hay que echar un ojo a la tasa de paro andaluza para entender de qué hablamos.

La pregunta podría ser:

¿Qué enfermedad prefiere usted sufrir, una diarrea o un cáncer? ¿Un político corrupto o corrupción política? Ambas son enfermedades, pero el cáncer además es letal.

/*/

El objetivo es no padecer ninguna enfermedad, claro, pero para lograrlo lo primero que se necesita es dejar de blanquear el cáncer. Como nadie blanquea la diarrea.

Dejar de justificar a los políticos que se benefician de los ERE, del peronismo o del bolivarianismo, que todos cojean de la misma corrupción política. Pero, además, como manipuladores políticos que son, luego usan la propaganda para intentar blanquear su corrupción. Sugiriendo que robaban por nuestro bien, por altruismo. Para mantenerse en el poder y ¿evitar que nos equivoquemos al votar?

La incorporación del eje franco-alemán al análisis de la política actual

A los largo de los últimos años he ido desarrollando un modelo de análisis político, el de las emociologías, y con él una teoría sobre un factor esencial en la explicación de que ocurre en España: la injerencia de las dos grandes potencias europeas, Francia y Alemania, en la política española para reforzar su posición dominante.

Un análisis que he resumido en el siguiente enlace:

Resumen de la intriga nacionalista en España
https://politicadegaraje.blog/2019/11/02/resumen-de-la-intriga-nacionalista-en-espana/

Cuando lo discuto con personas cuya opinión valoro, me suelen oponer dos objeciones:

  • Que la teoría de las emociologías está bien pero no aporta nada nuevo porque las ideologías siempre han utilizado la manipulación emocional.
  • Que una injerencia del eje franco-alemán en España es una hipótesis sin base fáctica. Casi una teoría conspirativa.

.

A lo primero, a la supuesta inutilidad de la teoría de las emociologías, he respondido en:

La importancia del concepto de emociología
https://pajobvios.blogspot.com/2019/11/la-imortancia-del-concepto-de.html

Intentaré argumentar aquí la verosimilitud de la existencia de un eje franco-alemán como actor importante a valorar al analizar la política mundial, europea y española.

/*/

1. A qué me refiero con el eje franco-alemán

La figura del “eje franco-alemán” es una imagen habitualmente empleada para referirse a la acción conjunta de estos dos países como motores de la Unión Europea, valorada generalmente como positiva desde el punto de vista europeísta.

Fuera del ámbito de la integración europea apenas se suele considerar la existencia de un eje franco-alemán salvo, ocasionalmente, ante algunas coincidencias puntuales en las acciones de los gobiernos de Francia y Alemania y, algo menos, de la Unión Europea. Pero no se le suele dar especial relevancia.

Mi teoría sobre el eje franco-alemán es que esta influencia es mucho mayor de lo que se suele considerar. Que, aunque no haya una unión explícita entre los gobiernos de Francia y Alemania, hay unos intereses comunes que alinean en la práctica sus actos, sus estrategias. Convirtiéndose en la práctica en un actor decisivo a la hora de entender no solo la política europea sino también el entorno político mundial o, por ejemplo, el interno español.

Me gustaría que quedase claro que no me refiero a manos ocultas o a una confabulación. No se trata de Soros, del Club Bilderberg, ni de la masonería. No es mi intención desarrollar una teoría conspirativa encontrando actores ocultos. No tengo interés especular sobre posibles actores ocultos cuando puedo sencillamente analizar los hechos de conocimiento público, que son incontestables. Me interesa la estrategia, el puro y simple análisis de la actualidad política, sin deslizarme por el terreno resbaladizo de las conspiraciones y las manos ocultas.

Estos actos públicamente conocidos de los gobiernos francés y alemán podemos particularizarlos en sus respectivos presidentes. Hablando así de Chirac-Schröder o de Macron-Merkel porque sus gobiernos se realizan actos que ponen de manifiesto una estrategia coherente en el tiempo, alineada respecto de unos objetivos. Algo que, por ejemplo, no aprecié durante la etapa de Sarkozy.

Y me gustaría también reasaltar que la existencia de una estrategia concurrente a largo plazo no impide que en ocasiones se produzcan hechos aparentemente contradictorios. Por ejemplo, en 2000, el gobierno francés favoreció que se otorgase una mayor cuota de poder a España en el tratado de Niza (pasar del 80% al 93%), supuestamente, se decía, para contrapesar el poder de Alemania en la Unión Europea. Y posteriormente, en 2005, el mismo Chirac pidió a España que renunciase a las posiciones conseguidas en Niza. Es decir, entre los propios gobiernos de Francia y Alemania puede unas veces existir colaboración y otras veces no. (un artículo al respecto: https://www.abc.es/espana/abci-rajoy-tacha-zapatero-insensato-renunciar-niza-antes-empezar-negociar-200406160300-9622058625562_noticia.html)

/*/

2. Cuál es el modelo que propongo cuando hablo de eje franco-alemán

Mi teoría es que los gobiernos de Francia y Alemania desarrollan una estrategia orientada a aumentar su influencia conjunta en Europa y en el mundo.

Predominio en Europa. El eje franco-alemán estaría interesado en que el resto de países europeos tengan unas condiciones de vida razonables, pero no influencia política y económica, la cual quedaría concentrada en Francia y Alemania. Para ello, les interesa que los países de tamaño medio o grande se dividan en unidades más pequeñas, sin casi poder de influencia política, como ocurrió con Checoslovaquia o Yugoslavia y actualmente amenaza ocurrir en España. Que una potencia competidora grande como es el Reino Unido se fraccione o salga de la UE. O que las grandes empresas sean mayoritariamente francesas y alemanas, etc.

Predominio en el mundo. Esto implicaría que los gobiernos de Francia y Alemania tienen interés en erosionar al actual líder mundial, Estados Unidos, para lo cual interesa que EEUU no sea capaz garantizar la estabilidad en el continente americano, en Oriente Medio, en África, en Asia. Si EEUU no es capaz de ser el policía del mundo, no será considerado el líder del mundo.

Esto da lugar a que los gobiernos de Francia y Alemania apoyen quienes se oponen a EEUU: China, Rusia, Irán, Cuba, etc., para conseguir que, en ese mundo multipolar, Europa sea imprescindible para conseguir cualquier equilibrio dominante. Es decir, más poder en la práctica para los presidentes de Francia y Alemania en los foros internacionales, en los que no participa Europa, sino Macron y Merkel.

Dinero y medios de comunicación. Para ejercer esta influencia, los dirigentes de Francia y Alemania pueden aprovechar el enorme poder económico europeo para conseguir aliados, apoyar a quienes convenga y promover sus intereses a través de los medios de comunicación. No olvidemos que las sociedades democráticas eligen a sus líderes a partir de la opinión pública, sobre la que los medios de comunicación ejercen una influencia incontestable.

/*/

3. Algunos hechos que apoyan este modelo de eje franco-alemán

En este apartado aprovecharé mi teoría de las emociologías para analizar los hechos desde dos perspectivas:

  • Las acciones políticas concretas.
  • Las emociologías que se despliegan: es decir, las ideas y prejuicios que se promocionan desde Europa en forma de manipulación emocional.

No pretenderé ser exhaustivo en este apartado. Tan solo mostrar que existen hechos que apoyan este modelo. Queda el listado en detalle para otra entrada en el blog o quizá para quien quiera hacerlo (yo prefiero poder centrarme en el análisis de alto nivel, sin tanta atención a los detalles)

Acciones políticas:

  • Apoyo al eje Cuba-Venezuela: puede verse por ejemplo en el tardío y parcial reconocimiento europeo a Guaidó y la obstrucción a una hoja de ruta eficaz, al poner como condición un diálogo imposible con Maduro. O la obstrucción al intento de presión económica de EEUU sobre Cuba para que deje de sostener al bolivarianismo. Y resaltaría cómo Sánchez (con su visita la y la del Rey a Cuba) y Zapatero (mediador de Maduro) están en esto alineados con el eje franco-alemán.
  • Apoyo a la inestabilidad en Oriente Medio: aquí se encuadra el tradicional apoyo de Francia a los dirigentes palestinos antidemocráticos (recordemos, como elemento icónico, que Arafat incluso se fue a morir a París). El apoyo francés a Irán en su actual enfrentamientp con EEUU respecto del pacto nuclear (de nuevo, Sánchez alineado con Francia, con la retirada de la fragata Méndez Núñez). O la erosión a la posición de EEUU tras la primera Guerra de Iraq, con una coincidencia de países en cada bando se entiende mejor hoy que entonces (” Es verdad que Estados Unidos y Gran Bretaña son los que siempre han defendido con más energía el mantenimiento de las sanciones. Los otros tres miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -China, Rusia y Francia- se oponen desde hace tiempohttps://elpais.com/diario/2001/01/14/domingo/979444007_850215.html) (y, en España, Zapatero alineado también, no levantándose ante la bandera americana como respuesta a la guerra de Iraq).
  • Apoyo a los nacionalismos en España: en este aspecto podría resaltar algunos hechos concretos como por ejemplo el largo santuario de ETA en Francia, la liberación de la etarra Natividad Jáuregui en Bélgica, el incumplimiento de las euroórdenes con Puigdemont, la declaración de 51 diputados franceses apoyando los nacionalismos españoles o la doble vara de medir de Macron recriminando a Cs por colaboración con Vox mientras aplaude al PSOE en su colaboración con Podemos y los secesionistas. Pero creo que lo más significativo es lo que no se ve. No se ve un apoyo claro europeo a la democracia española frente a unos nacionalismos incuestionablemente antidemocráticos. Con 858 asesinatos políticos, un golpe de estado en Cataluña, imposición lingüística de evidente intención política, constante incumplimiento de una exigible neutralidad política en el espacio público… Europa tan solo ha hecho algún pronunciamiento formal en favor de la democracia cuando se ha visto forzada a hacerlo, pero nada más. Y ese silencio retumba aun más que sus apoyos puntuales al nacionalismo. (Y, una vez más, Zapatero con su Cataluña nación, y Sánchez con su nación de naciones, también alineados)
  • Erosión económica de los contrincantes: aquí se encuadrarían, por ejemplo las presiones a Rajoy para que España entrase en el programa de rescate global europeo, algo que luego se comprobó innecesario (Todo al Bankia, con un par http://pajobvios.blogspot.fr/2014/02/todo-al-bankia-con-un-par.html). (Zapatero y Sánchez, de nuevo, aparecen alineados con una irresponsable gestión económica que no puede achacarse a falta de conocimientos o con sus ataques a algunas de las grandes empresas españolas como Endesa, BBVA… y quizá pronto Inditex, ya se ven indicios)

Emociologías europeas:

  • Multiculturalismo: es una idea perversa que sustituye al interculturalismo. Trastoca la defensa de los derechos individuales relativos a la cultura en defensa de unos supuestos derechos de las culturas. Es decir, colectiviza a la ciudadanía en grupos culturales y erosiona así los derechos individuales en beneficio de unos engañosos derechos colectivos. Esta distorsión emociológica facilita defender a actores políticos absolutamente inaceptables desde el punto de vista democrático como son los nacionalismos, el islamismo o el bolivarianismo indigenista. Es decir, es útil si se quiere potenciar a estos actores en su enfrentamiento contra EEUU o España.

La intolerancia del multiculturalismo
http://pajobvios.blogspot.fr/2015/11/la-intolerancia-del-multiculturalismo.html
Nacionalismo y multiculturalismo. Por qué es perjudicial.
http://pajobvios.blogspot.fr/2015/12/nacionalismo-y-multiculturalismo-el-por.html

  • Demonización de los contrincantes: Trump, Johnson, Vox… todos ellos son políticos cuestionables, claro, pero son habitualmente presentados como algo peor, como absolutamente inaceptables. Y esto no tiene sentido cuando simultáneamente se da aceptación a otros personajes mucho más demonizables, como serían Xi Jinping (promotor de una China dictatorial e imperialista), Jean-Luc Mélenchon (defensor del bolivarianismo) u Otegi, dirigente de un grupo terrorista que jamás ha condenado los atentados, tan solo ha considerado que ya no son útiles.
  • Antiamericanismo: es una emociología que ya denunció Jean-François Revel en La obsesión antiamericana (2002). Y que hoy día sigue de actualidad, apoyándose claramente en este momento en la demonización de Trump.
  • Mutilateralismo: es una distorsión similar a lo que en la política española se ha denominado equidistancia. Se utiliza para eliminar las consideraciones éticas en el análisis. Es habitual ver a Macron promover un multilateralismo que acaba sirviendo para defender que debe facilitarse se la influencia de todos los países por igual. Lo mismo las democracias que las dictaduras criminales. (Multipolaridad, multilateralismo, globalismo… ¿otro error de las democracias? http://pajobvios.blogspot.com/2018/10/multipolaridad-multilateralismo.html)
  • Catastrofismo climático: este pertenecería a un tipo de distorsión menor, como podrían ser también el feminismo frentista u otros muchos. Este en concreto, es una distorsión que transforma la necesaria atención a una cuestión importante, como es el cambio climático, en un mensaje altamente emocional y culpabilizador de su rival. Se utiliza de forma antiamericana al derivarlo en un mensaje de condenatorio anti-capitalista y anti-occidental. De nuevo, es una emociología que facilita la colaboración con países antidemocráticos en contra de EEUU.

Y aquí dejo este apartado de momento. Sería fácil ser más exhaustivo y detallado, pero no es el objetivo de este artículo.

/*/

4. La principal objeción

En el fondo, creo que lo que verdaderamente dificulta incorporar a este posible actor al análisis político es de tipo ético. No es la falta de hechos que lo sugieran, es porque considerarlo supone aceptar que convivimos con una degradación moral enorme, insoportable.

Si este es motivo por el cual actúan así algunos dirigentes y gobiernos, tendríamos que derivar que están promoviendo en la práctica los asesinatos políticos, el empobrecimiento e incluso miseria de poblaciones, el enfrentamiento y la enemistad en países enteros…

Implicaría que Europa podría facilitar la consolidación de las democracias en Oriente Medio, pero prefiere que sea un avispero que erosione la política estadounidense. Que podría ayudar decididamente a los venezolanos a librarse de una tiranía pero prefiere que se mantenga el problema en la vecindad de EEUU. Que nos estaría poniendo a todos en peligro para el futuro al dar cancha hoy al crecimiento del imperialismo chino.

Y es esa enormidad la que nos lleva a no querer ver un planteamiento por otro lado evidente. Hay datos que lo sugieren y la historia nos confirma que no es algo infrecuente en el comportamiento de los gobiernos.

Lo realmente incoherente es asumir la existencia del Santuario de ETA en Francia sin un motivo de peso que lo explique (las justificaciones habituales son inconsistentes a la hora de justificar tantos años de apoyo del gobierno francés a un grupo asesino). Pero es tremendamente desagradable plantearse que tu vecino, que seguirá siendo tu socio europeo y en cuyo país disfrutarás de amistades y turismo, puede tener un gobierno que hace eso. O que lo hace el gobernante de tu propio país. Incluso, para muchos, el político que uno ha votado con la mejor intención.

Pero me temo que el rechazo emocional, ético, juega esta vez en nuestra contra. Nos lleva a no limpiar nuestra casa. A mí me encantan España y Europa. Y deseo lo mejor. Pero no ayuda cerrar los ojos ante sus errores y sus malos actos y personas, que obviamente los hay.

/*/

5. Conclusión

Mi conclusión es que hay motivos suficientes para que sea necesario incorporar al análisis político a un ente al que podemos denominar estrategia del eje franco-alemán. No digo que este eje exista como un actor real, como una organización dedicada a la intriga. Pero sí que hay es una coincidencia de intereses reflejada en una coincidencia de actuaciones.

Esto hace imprescindible valorar qué implicaciones tiene la estrategia de ese eje franco-alemán en la actualidad política. Y mi sorpresa a los largo de los años ha sido comprobar que su incorporación me ayuda generar esquemas muy coherentes para la comprensión de la política española e internacional. Y ha sido una sorpresa porque, increíblemente, no se habla habitualmente de ello. Nadie considera los intereses franco-alemanes a la hora de analizar la actualidad política española o mundial. De nuevo, habiendo indicios claros para al menos plantearlo, el silencio es atronador. Eso es poder mediático.

Yo soy de ciencias. Así que un modelo que se basa en hechos, permite entender de forma coherente la realidad y suele verse corroborado con los nuevos hechos, me gusta. Y lo consideraré y recomendaré como una buena herramienta mientras funcione y no tenga otro modelo mejor.

No es algo inmutable ni incuestionable. Yo mismo dejé de verle utilidad durante la etapa de Sarkozy. Y ojalá dentro de unos años no haya motivo para pensar en un eje franco-alemán de estas características. Pero hoy es imposible entender el apoyo europeo a Palestina, su falta de apoyo a la democracia en España y las figuras de Zapatero y Sánchez, o la obstrucción a EEUU en Cuba-Venezuela, sin incluir en la ecuación unos poderosos intereses de predominio franco-alemán. Este actor es imprescindible para entender la actualidad política.

/***/

Las emociologías frente a la intriga nacionalista

A día de hoy no se puede apoyar a Cuba y no estar apoyando a Maduro.
Igual que no se puede separar a Podemos y ERC de la hoja de ruta secesionista.
El PSOE no puede aliarse con ellos y no estar apoyando la secesión.
Y ambos engaños podrían estar ligados.

(to be continued)

(aun en estado de borrador)

Como indico en una entrada anterior del blog, considero que en España sufrimos un intriga que busca, a medio plazo, el fraccionamiento del país en varios países de menor peso político. Una intriga que también tiene una derivada internacional, como sugiere el apoyo de Sánchez al eje Cuba-Venezuela (organizando la visita del Rey en plena crisis de Cuba con EEUU por su apoyo a la dictadura en Venezuela) o el apoyo indirecto a Irán con la retirada de la fragata Méndez Núñez.

Resumen de la intriga nacionalista en España
https://politicadegaraje.blog/2019/11/02/resumen-de-la-intriga-nacionalista-en-espana/

Esta intriga tiene un importante componente emociológico, de manipulación emocional de la sociedad. Con el despliegue de una enorme cantidad de prejuicios frentistas. Prejuicios que intentan establecerse como doctrina obligada, como lo políticamente correcto:

  • Filonacionalismo, guerracivilismo, feminismo sectario… en el ámbito español.
  • Catalanismo, nacionalismo, secesionismo, anti-franquismo, lingüísmo identitario… en las CC.AA. con nacionalismo.

¿Qué se puede hacer frente a esto? Yo no tengo una receta pero sí opiniones desde el punto de vista de las emociologías.

Listaré medidas que considero positivas. Muchas de ellas ya existentes, no pretendo inventar la rueda pero tampoco obviar su importancia.

/*/

1- Evitar en lo posible la escalada de tensión y la división en colectivos

No siempre será fácil. Ya que habrá provocaciones frente a las que conviene no entrar y cuestiones prácticas frente a las que es necesario reaccionar.

Un ejemplo con la última provocación, de hoy mismo. La declaración de la ministra Celaá en el XV Congreso de Escuelas Católicas contra la libre elección de los padres del centro educativo para sus hijos. Con dos objetivos claros, a mi modo de ver:

  • Provocación: Alimentar el enfrentamiento entre la derecha católica y la izquierda (esto no afectará a su electorado, ya que la izquierda católica tiene asumido que debe priorizar los criterios de izquierda)
  • Cuestión práctica: Ir avanzando en el control de la educación desde el Estado. Para poder utilizarla para afianzar su corrección política. Algo que ya se ha visto que es viable en País Vasco y Cataluña.

La hoja de ruta nacionalista que sigue Sánchez no es algo que desee la mayoría de la ciudadanía. Ni siquiera la mayoría del electorado del PSOE. Y para hacerlo necesita que la tensión afiance la adhesión del electorado de izquierdas. Dicen que Dios ciega a quien quiere perder y Sánchez intentará cegar a la sociedad aumentando la tensión frentista. Que a la gente solo piense en defender sus colores, su bando.

Es decir, la respuesta emociológicamente saludable implica responder a las cuestiones practicas con claridad (manifestaciones, recursos… lo que sea), sin complejos, pero evitando responder a lo que no tenga componente práctico, eso tan solo se denuncia como lo que es, una provocación. Y ¡muy importante! evitando todos aquellos mensajes que afianzan la fantasía de los dos colectivos. Recalcando constantemente que se rechazan medidas que toman dirigentes concretos, no la izquierda como colectivo y se rechazan porque afectan a la ciudadanía, no a la derecha como colectivo.

/*/

2- Aparición de un partido de izquierda no filonacionalista

Una de las grandes dificultades a las que se enfrenta el PSOE para sacar adelante la hoja de ruta es que su propio electorado no la desea. Los españoles no tienen ningún interés en fraccionar España.

Por eso los medios de izquierda no dan ninguna chancha a los partidos de izquierda no nacionalista. Es más, los atacan con saña, para que no lleguen a enrraizar. Como en su día hicieron con UPyD y Cs, cuando nacieron como partidos de izquierda no nacionalista.

Es importante ayudar a que tengan un hueco mediático de izquierda no nacionalista para que pueda consolidarse un partido de estas características. Un partido socialdemócrata pero claramente no filonalista, no antifranquista, no partidario de un feminismo sectario… un partido de izquierda que no esté sometido al yugo de la corrección política que imponen la actual izquierda y nacionalismos.

España sólo será viable a medio plazo si así lo quiere la gran mayoría de los españoles. Y eso incluye a la ciudadanía que se siente de izquierdas. Por eso es importante que dejen de estar cautivos de una izquierda filonacionalista, que tengan otras opciones. Además, una vez enrraizase, un partido de izquierda saludable tendría grandes posibilidades. Habrá mucha gente que no desee vivir con sectarismo frentista y sometido a la corrección.

Solo hay que pensar en dirigentes como Nicolás Redondo, Javier Fernández… incluso políticos que han apoyado los prejuicios que hoy utiliza la hoja de ruta (antifranquismo…), como Felipe González o Alfonso Guerra. Puede existir una izquierda que se oponga a la hoja de ruta, es un terreno ideológicamente coherente y absolutamente sin explotar.

/*/

3- Una mínima colaboración entre los partidos que se oponen a la hoja de ruta nacionalista

  • No blanquear al PSOE. No decir que el PP es igual que el PSOE o que ambos han hecho lo mismo en el pasado. Es falso, el PSOE está en la hoja de ruta y el PP se enfrenta a ella. Y sirve para blanquear al PSOE.
  • No blanquear a Podemos y nacionalistas. No tachar a Vox de ultraderecha. Puede ser populista, al modo que lo era el PSOE en la Transición. Pero es absolutamente respetuoso con la ley, no tiene nada de ultra o extremo. Y eso sirve para blanquear a Podemos y los nacionalistas.

No veo problema en que los partidos que se enfrentan a la hoja de ruta se critiquen entre si. Que el PP diga que Vox es un populista que propone fantasías frentistas o que Vox diga que el PP es incapaz de romper con las ataduras de la corrección política que imponen Sánchez, Iglesias y los partidos nacionalistas. O lo que sea. No problem mientras no confundan a la sociedad en lo esencial: qué partidos promueven la hoja de ruta nacionalista y cuales se enfrentan a ella.

/*/

4- Invertir en medios de comunicación que colaboren en desmontar las emociologías.

Toda estrategia basada en desplegar prejuicios se apoya en los medios de comunicación. Por eso, si tenemos un problema nacionalista en España hoy, es porque hay una enorme mayoría de medios que lo apoyan. De manera activa (promoviendo sus distorsiones) o por pasiva (no desmontándolas, dándolas por buenas).

Se necesitan más medios que permitan a la sociedad tener acceso a una visión del mundo que no esté bajo el prisma filonacionalista.

Y las grandes empresas españolas deberían ser conscientes de que es imprescindible apoyar que aparezcan medios sanos, independientes. Es cierto que a día de hoy este apoyo acarrearía la oposición del Gobierno de España y de parte de Europa. Pero las grandes empresas españolas no tienen futuro a medio plazo si la hoja de ruta nacionalista triunfa.

/*/

5- Denunciar el papel de los medios de comunicación que promueven al hoja de ruta.

Al igual que conviene tener medios sanos, que no colaboren con los prejuicios filonacionalistas, también conviene destapar qué medios no están siendo.

Denunciar la manipulación mediática, el partidismo extremo, debería ser una constante higiénica mientras haya una hoja de ruta nacionalista.

/*/

6- No silenciar cuestiones importantes por responsabilidad.

Algunos ejemplos.

La denuncia de la falta de colaboración europea. Por poner un ejemplo, hoy mismo, Macron, que descalificó a Cs por su acercamiento a Vox, da el visto bueno a la estrategia de Sánchez con Podemos y secesionistas (https://euractiv.es/section/all/news/el-eliseo-no-teme-un-gobierno-progresista-en-espana-y-pide-estabilidad/). Algo absolutamente sin sentido, que nos chocaría de no ser porque estamos ya habituados al absurdo (Santuario de ETA, Puigdemont, Justicia belga, 51 diputados franceses, titulares sobre una brutalidad policial en España…).

Si en algún lugar de Europa estuviese creciendo una opción claramente antidemocrática (como son los nacionalismos en España), la respuesta natural sería la denuncia por parte del resto de países. El estruendoso silencio respecto de los nacionalismos (¡¡ETA ha asesinado a 858 personas!!, ¡¡los gobiernos nacionalistas se saltan la ley!!…), con la excusa de no entrometerse en cuestiones españolas, dice muchísimo ya. No digamos los puntuales apoyos (en esos casos no parece importarles entrometerse).

Investigación de los casos sin aclarar. El caso Faisán, las conexiones internacionales del 11-M que denunció Villarejo, la colaboración de Torra con las ilegalidades de los CDR… no veo sentido renunciar a desentrañar estos casos por una supuesta responsabilidad, por sentido de Estado. Mientras una hoja de ruta pretenda acabar con el Estado, no responder no es una forma de sentido de Estado.

/*/

7- Ir corrigiendo aquellas estrategias que ahora se ven autodestructicas

Durante un tiempo, mientras la hoja de ruta no estuvo clara y los nacionalismos parecían una perversión sin implicaciones autodestructivas reales, los partidos adoptaros unas serie de estrategias que a día de hoy conviene replantearse.

La promoción de las lenguas locales es a día de hoy una estrategia suicida ya que son la herramienta sobre la que se están montando las identidades contrarias a España. Las lenguas nunca debieron utilizarse con criterio político partidista. Y ojalá no se hubiese hecho. Pero una vez algunos partidos ha decidido hacerlo, su promoción se vuelve adoctrinamiento político. No se deben promocionar y mucho menos imponer desde las instituciones públicas. (“Las lenguas como doctrina” https://politicadegaraje.blog/2019/01/11/las-lenguas-como-cizana)

La permisividad e impunidad pudieron verse como una opción en la Transición, mientras se esperaba que los partidos nacionalistas fuesen dejando atrás los recuerdos del franquismo y se adaptasen a la vida democrática. Pero tras cuarenta años de democracia se han vuelto un cáncer que facilita que el nacionalismo juegue con ventaja. Por eso, sin prisa pero sin pausa, se debe ir cambiando por completo la estrategia: permisividad cero con las ilegalidades nacionalistas, impunidad cero.

/*/

(to be continued)

(seguiré añadiendo y desarrollando puntos según vaya sacando tiempo, son bienvenidas las sugerencias)

Lo que la Guerra Civil se llevó

Imagen

Se echa de menos una película sobre la Guerra Civil del estilo de Lo que el viento se llevó. Que narre con cariño la historia de buena gente, la mayoritaria siempre en ambos bandos. Con la guerra sencillamente atravesando sus vidas, sin aprovechar para apoyar sectarismos partidistas actuales.

Algo amable y amistoso, como lo que en su día lo que fue La Vaquilla de Berlanga. Pero con más componente de relato histórico, no tanto mera comedia sobre un hecho puntual. Para que nos ayude a todos a tener un referente no sectario de la historia.

Como la serie “Cuéntame”, pero que incluya el periodo de la Guerra.

.

Un relato que incluya los hechos violentos y crueles, pero colocados en su lugar real. No como una característica general de los de izquierda, los de derecha o los nacionalistas. Las salvajadas las cometen unos pocos individuos concretos que aprovechan los conflictos para agredir e imponerse al abrigo de los bandos enfrentados. Unas personas que ya no existen, una vez pasados 80 años. El resto, la inmensa mayoría de la ciudadanía, sencillamente los sufrieron.

Algo que conviene que la sociedad tenga claro, porque siempre habrá quienes quieran revivir tiempos convulsos para hacer ellos lo mismo que entonces hicieron esos pocos salvajes: agredir y manipular con impunidad. Y también hoy serán tan solo unos pocos. El resto nos vemos manejados y arrastrados a un conflicto sin sentido.

Es importante porque sembradores de cizaña siempre los hay. Gente violenta y manipuladora que promueve el enfrentamiento para poder actuar ellos impunemente.

.

/***/

.

Y, ya de paso, ¡qué gran película hubiese hecho Berlanga del paseo que dio Sánchez a los restos de Franco por los cielos de Madrid! 🙂

¡Cómo se hubiese reído del ridículo esperpento de quienes intentar revivir odios!

Foto: Operarios introducen el féretro con los restos de Francisco Franco en el helicóptero para su traslado al cementerio de El Pardo-Mingorrubio. (Reuters)

La impresionante desnudez de Sánchez

Si repasamos algunas noticias de los últimos días:

  • El Gobierno de Sánchez manda al Rey a Cuba, mostrando apoyo al eje Cuba-Venezuela mientras éste está en plena injerencia por toda Iberoamérica.
  • Muestras de simpatía hacia el peronismo en Argentina e incluso se sugiere que el Rey aproveche para visitar también al nuevo presidente.
  • Narración por parte de RTVE del fraude electoral de Evo Morales en Bolivia desde el punto de vista bolivariano.

Si añadimos las muchas colaboraciones con el nacionalismo:

  • Alianza en todas las CC.AA. y municipios en los que han podido.
  • Planteamiento de un federalismo de nación de naciones. Es decir, de una España confederal.
  • Apoyo a la rebaja de penas, indultos, traspaso de los presos a cárceles controladas por los nacionalistas, permisividad…
  • Propuesta de traspaso de más competencias y de retirar la Guardia Civil.
  • Erosión de la figura del Rey al hacerle participar en sus acercamientos a la dictadura cubana.
  • Puesta de actualidad del franquismo, como exigían 7 de los 21 puntos de Torra.

Y alguna cosilla más de corte antiamericano, como el repentino protagonismo español en la cumbre del clima, con Greta anti-Trump como estrella invitada, o la oposición de España al bloqueo a Irán con la retirada de la fragata Méndez Núñez como elemento icónico…

No puedo menos que resaltar una coincidencia de todos estos actos. Todos parecen alineados con la línea que siguen Macron y Merkel, tendentes a apoyar un predominio franco-alemán en Europa y la posición a EE.UU. en el mundo. Y son, además, actos curiosamente similares a otros que en su día desplegó Zapatero, en la etapa de Chirac-Schröder.

Zapatero sentado al paso de la bandera de USA.

Conste que no hablo de manos ocultas. De Soros, Club Bilderberg… y demás. Tan solo ordeno los hechos incuestionables, de actualidad, para luego valorar cuál podría ser la estrategia subyacente. No se necesita ni una teoría conspiratoria ni un sesudo análisis académico para reconocer la figura que aparece al unir todos estos puntos. Basta la mirada inocente del niño del cuento de El traje nuevo del emperador para ver que Sánchez está desnudo.

Ninguno de estos actos mejora la vida de los españoles ni defiende las libertades y la democracia en España o en el mundo. Así que, si acaso, parecería que nuestro presidente estuviese pagando apoyos personales. Y el precedente de Zapatero lo resalta aun más esta imagen.

.

Nota corolario: no descartaría que Sánchez esté ya quemado. Falló en su estrategia de nuevas elecciones (10N) y ha quedado tan al desnudo que dudo que pudiese ampliar su base electoral o desarrollar la hoja de ruta nacionalista de tapadillo, sin que se genere una fuerte oposición. Tiene muy poco que ofrecer ya a quienes le apoyaron en su día.

10-N, podía haber sido peor.
https://politicadegaraje.blog/2019/11/11/10-n-podia-haber-sido-peor/

.

/***/

.

P.S. 1 (13 nov 2019) Sánchez, consciente de su desnudez, ha ofrecido un pacto de gobierno a Podemos. Para cubrirse rápido con un manto de poder, antes de que le echen. Una alianza que precisará el apoyo explícito o tácito de los nacionalistas.

No es probable que aparezca alguien en el PSOE capaz de frenarlo. El PSOE, como organización capaz de impedir que alguien perverso se haga con el poder, murió al caer el Comité Federal. Con Zapatero vieron el peligro, claramente no supieron establecer los controles necesarios para que no se repitiese.

Imagen copidada de tuwtter. Ignoro quien es el autor.

10-N, podía haber sido peor.

Las elecciones del 10 de noviembre fueron una apuesta del grupo de Sánchez. Buscaban tener las manos libres para desplegar la estrategia clásica del PSC: apoyar el nacionalismo (avanzar en la nación de naciones) pero sin que se note, pretendiendo que no se actúa de la mano de Podemos y nacionalistas.

Afortunadamente no le ha salido bien su plebiscito. Nadie que no votase ya antes al PSOE se ha apuntado a su oferta. Sánchez vive de quienes votan al PSOE porque son sus colores, pero no ha convencido a los españoles con su trampa de que hay que alimentar a los nacionalismos para que no crezcan.

Sí, visto así es un mensaje absurdo salvo para quienes estén dispuestos a creerse cualquier cosa de los de su bando. Y creo que así se ha visto por la sociedad.

Y puesto que Podemos y nacionalistas tampoco han crecido, por ahí se ha conjurado un riesgo importante. El de una sociedad mayoritariamente abducida por un discurso autodestructivo. España no se ha creído la milonga de que hay que ser anti-español para ser buen español.

Resumen de la intriga nacionalista en España
https://politicadegaraje.blog/2019/11/02/resumen-de-la-intriga-nacionalista-en-espana/

.

Por el otro lado, el que quienes se oponían a Sánchez, cada vez se es más conscientemente de lo que supone el Plan Sánchez de las naciones confederadas. Digamos que la secuencia empieza a ser repetitiva, se les ve el plumero:

  • Plan Ibarretxe (finalizado con un todos contra el PP, Tinell)
  • Estatuto catalán (Cataluña nación promovido por el PSOE, Zapatero)
  • Procés (finalizado con un todos contra el PP, moción de censura)
  • Nación de naciones (división confederal de España promovida por el PSOE, Sánchez)

Cs, ha caído. Probablemente por haberse quedado sin sitio, sin función para la sociedad. Nació para algo realmente importante, liberar al electorado de izquierdas del nacionalismo obligatorio, como lo llamaba ¡Basta Ya!. Ser una opción de izquierda no nacionalista y no sectaria. Una izquierda no populista, que evitase el filonacionalismo, el antifranquismo, feminismo de bandos… Pero se dejó tentar por la fantasía de sustituir al PP. Y ahí tan solo divide el voto de quienes se enfrentan a la hoja de ruta nacionalista, sin ayudar a quitar prejuicios a la izquierda. Se ha quedado sin función.

El PP ha afinado su estrategia y mensaje. Firmeza sin populismo. Se ha colocado a la perfección con el tándem Casado – Cayetana – Alejandro Fernández. Gracias a ello crece y vuelve a ser el gran referente de gobierno. Un partido de derechas firme y no sectario. Que es capaz de denunciar el populismo de nacionalistas e izquierda sin promover ellos mismos un populismo. Es muy importante que haya crecido. Da esperanzas para el futuro.

Vox ha crecido también. Y es normal, tiene una función, la denuncia de los prejuicios del nacionalismo y la izquierda sectaria. Acabar con los inopinables (afortunado término que tengo que agradecer un amigo, para referirse a los temas en los que la corrección política impide tratar) . Vox es hoy el enfant terrible que dice sin pelos en la lengua que al nacionalismo hay que combatirlo, no alimentarlo. Que el feminismo no puede ser sectario, con leyes que discriminen entre hombres y mujeres, Que atender al cambio climático es una cosa y los akelarres con Greta anti-Trump otra cosa muy distinta. Que es indignante que ante el ataque que está sufriendo toda Iberoamérica, Europa y España se sitúen en el apoyo al eje Cuba-Venezuela por tacticismo anti-EEUU. Que… Sí, hay mucha prejuicio que quitarse de encima y Vox tenía una función. Así que bien que haya crecido.

Pero, no olvidemos: Vox no es un partido saludable para gobernar. Vox es el equivalente al PSOE de la Transición. Saludable para librarse del franquismo pero malo para dirigir España ya que es a su vez sectario, populista. Vox es populismo de derechas como el PSOE lo es de izquierdas. Vox quiere acabar con la Constitución quitando las autonomías como el PSOE quiere acabar con ella montando naciones confederadas.

.

Así que el resultado ha sido malo pero no tanto. No se ha derrotado al PSOE de desenterrar a Franco (enfrentar) y la nación de naciones (dividir). pero tampoco ha ganado.

¿El futuro? A Sánchez solo le queda Frankenstein como opción. Su plan de siempre, para eso le auparon frente a Díaz como a Zapatero frente a Bono, pero ahora con el disimulo más difícil que antes.

Solo espero que Cs no se equivoque, Que no le facilite a Sánchez en última instancia llegar al poder sin que queden al aire sus apoyos reales. Lo de Navarra, Baleares, Comunidad Valenciana… pero aplicado al Gobierno de España. Sin que quede claro que con Sánchez el PSOE sigue en Tinell.

Frankenstein de las naciones confederadas es mala cosa. Pero Frankenstein de las naciones confederadas disfrazado de Mr. Hide es aun peor.

Resultado de imagen de mister hyde

.

/***/

.

Nota, algunas ideas importantes relacionadas:

  • Que se pueda formar gobierno es importante, qué duda cabe. Pero es lo segundo más importante. Lo primero es no formar un mal gobierno. No facilitar el avance en la hoja de ruta nacionalista, ya que es autodestructiva para los españoles.
  • La solución al problema parlamentario con los nacionalismos no es encontrar otro partido que haga de bisagra (Cs por ejemplo) para evitar que lo sean los nacionalistas. Eso, con nuestro sistema electoral de circunscripciones, es un sinsentido. La solución no es que aparezca otra bisagra, es que aparezca otra izquierda. Que no estemos siempre oscilando entre un gobierno frágil del PP y otro del PSOE filonacionalista.
  • Imagino que el futuro de Cs es su disolución. Que parte se vaya al PP y parte a formar una alternativa de izquierda no nacionalista ni sectaria. Hay gente muy valiosa en Cs y mucha necesidad de ambas cosas: un PP fuerte y una alternativa saludable para el electorado de izquierdas.
  • No debemos olvidar el precedente del País Vasco. Apoyar al PSOE filonacionalista (a Patxi López) es un error grave. Si quienes se enfrentan al nacionalismo apoyan a un PSOE filonacionalista en la práctica alimentarán el dominio nacionalista y destruirán la resistencia al nacionalismo. Por eso es un error gravísimo apoyar a Sánchez, porque sería lo mismo.
  • Si Sánchez tiene una intención previa de colaborar con los nacionalistas, y ésta se ve en sus pactos en las CC.AA., su propuesta de nación de naciones, las iniciativas de traspasar más competencias, las sugerencias sobre la conveniencia de los indultos… entonces se da una paradoja. El apoyo de los partidos no nacionalistas a su investidura le facilitaría esta colaboración, ya que fácilmente podría disfrazar cada entrega a los nacionalistas de altruista búsqueda de la convivencia, como suele hacer el PSC. Sin embargo, si no le apoyan, cualquier colaboración con el nacionalismo le resultará más difícil, ya que será vista como un pago para conseguir un objetivo personal y de partido. Por eso, analizar la intención de partida de Sánchez es esencial para tomar una buena decisión… y no apoyarle. Sin un apoyo gratuito, Sánchez no podrá ser a la vez Frankenstein y Mr Hide. Que es lo que buscaba con la repetición de elecciones. Intentaba mejorar sus números para poder gobernar colaborando con el nacionalismo pero sin precisar su apoyo explícito para no quedar en evidencia.

(iré añadiendo alguno más si se me ocurren)