Sánchez, en misa o repicando

Sánchez tiene básicamente dos opciones de gobierno.

Una es ir de la mano de Podemos y los nacionalistas. Colaborando con ellos en extender el adoctrinamiento lingüístico, promover el supuesto derecho a decidir, ser permisivo con las ilegalidades (indultos, neutralidad del espacio público, símbolos, lengua…), tachar a quien se oponga de franquista… En general, seguir avanzando hacia el fraccionamiento de España a través de la nación de naciones confederal como paso intermedio. Mas o menos lo que hizo Zapatero.

La otra es acercarse a Ciudadanos y PP. Aprovechar que es el partido más votado y convertirse en el defensor de la gobernabilidad. Pidiendo el apoyo como muestra de responsabilidad. Más o menos lo que intentó Rajoy, con éxito hasta la moción de censura.

Lo que no tiene ningún sentido es que el PSOE apoye el nacionalismo en Cataluña y País Vasco y favorezca su extensión a Navarra, Baleares, Comunidad Valenciana… y a la vez exija a PP y Cs su apoyo para no tener que aliarse también con el nacionalismo en el Parlamento español. Eso no es una propuesta, es una amenaza.

Por ponerlo con un ejemplo. Una cosa es proponer matrimonio a partir de un objetivo compartido. Y otra exigir sexo bajo amenaza de que si no será peor y mientras ya se está propasando. Lo uno es una propuesta constructiva de colaboración, lo otro una forma de manipulación.

Así que entiendo que las posibilidades de Sánchez son:

  • Destructiva: apoyarse explícita o implícitamente en Podemos y los secesionistas. Por voto o abstención. Sería la confirmación de que opta por cumplir con el papel de Caballo de Troya del nacionalismo.
  • Pervertida: conseguir el apoyo de Cs o PP mientras promociona el nacionalismo. Esta entiendo que sería la opción más dañina. Ya que no solo se avanzaría hacia la descomposición nacional sino que además todos los partidos se verían involucrados en ese avance, como si no hubiese otra opción. Como quien acepta casarse con una pareja a pesar de que sabe que le manipula, algo que siempre evoluciona a peor.
  • Constructiva: conseguir el apoyo de Cs o PP tras demostrar que renuncia a apoyar al nacionalismo en las distintas Comunidades Autónomas. Es la opción ideal pero parece difícil que Sánchez pueda seguirla, ya que sus apoyos en el partido son mayoritariamente de las CC.AA. con PSOE filonacionalista (PSC, PSE…)
  • Tacticista: no definirse por ninguna de las opciones anteriores y confiar en mejorar sus números en unas nuevas elecciones. Algo que no resolvería el dilema, no parece posible que consiguiese una mayoría absoluta, pero que podría darle una posición de mayor fuerza negociadora.

Si Sánchez opta por la vía destructiva, al menos tendrá una oposición enfrente que mostrará que el rey está desnudo. Que no es leal a quienes le votaron.

Sí Sánchez opta por la vía constructiva, lo que parece difícil, no habría problema que resolver. Todo estaría bien.

Lo peor sería que le permitiesen estar en misa y repicando. Apoyando al nacionalismo y al mismo tiempo arrogándose el papel de defensor frente al nacionalismo. Pervirtiendo los mensajes y confundiendo a la sociedad (conveniencia de aceptar un diálogo no leal, necesidad de ser permisivo para apaciguar, transferencia de más competencias como muestra de buena voluntad de quien es víctima…), el papel tradicional del PSC, de manipulador social en favor del nacionalismo. Esto sí que sería destructivo.

/***/

Nota: Se habla de la posibilidad de que UPN apoyase a Sánchez a cambio de que el PSN no obstaculice un gobierno constitucionalista en Navarra. Creo que esta oferta es un error. Que el tema es demasiado serio para alcanzar acuerdos puntuales que validen a Sánchez sin garantizar que este no colabora con la deriva nacionalista. Se estaría dando aceptación a quien en la práctica luego jugaría en contra. Y, no lo olvidemos, una vez presidente, no habría forma de conseguir una mayoría para una moción de censura.

Sería una forma de facilitar en la practica la salida pervertida. Y la única fuerza de los constitucionalistas es que son más (la mayoría de los votantes del PSOE no son filonacionalistas) y tienen un objetivo sincero. Si se facilita que Sánchez engañe a la sociedad, se estará cubriendo el único flanco débil de quienes buscan trocear España.

/***/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s