Sánchez nos lleva a nuevas elecciones

Vayan de antemano una confesión y una evidencia.

La confesión es que yo creí que Sánchez formaría gobierno con Podemos y nacionalistas, para evitar el riesgo que siempre suponen unas nuevas elecciones.

La evidencia es que las convoca porque ve que, con el poder que le proporcionan el disponer de las instituciones del Estado y el alineamiento a su favor de la mayoría de los medios de comunicación, ese riesgo parece ser mínimo. Es más, las encuestas le dicen que lo más probable es que mejore su posición.

.

Pasemos al análisis general.

La estrategia de Sánchez, la que le permitió llegar al liderazgo del PSOE con el apoyo de PSC, es la que sigue el PSOE en País Vasco y Cataluña desde hace ya décadas: avanzar hacia los mismos objetivos que los nacionalistas pero ofreciendo una cara más amable.
Algo así como hacer de poli bueno, dialogante, que siempre propone un punto intermedio entre las exigencias nacionalistas y la realidad actual. Un Estatuto que declare nación a Cataluña, la nación de naciones, continuar la transferencia de competencias… la clásica función del poli bueno de las películas, que busca lo mismo que el poli malo pero bajo la apariencia de un ofrecer un aparentemente conciliador mal menor.

El objetivo final, el mismo que el de Yugoslavia, Checoslovaquia o quizá pronto Reino Unido. Transformar España en un conjunto de pequeños países políticamente irrelevantes, parte de Europa pero sin capacidad de oponerse a los intereses de los grandes: Francia y Alemania.

Trocear España
https://politicadegaraje.blog/2019/03/27/troceando-espana/

Esta estrategia tiene hoy día dos líneas de acción fundamentales, aparte de los avances prácticos en competencias:

1- Lavado de imagen en las zonas con nacionalismo afianzado. Se trata de dar aceptación social y apariencia de normalidad a Bildu, que viene del terrorismo, y a ERC, que viene de un intento de golpe de estado. Ambos delitos extremadamente graves que se intentan tapar con unos distorsionados “peor fue Franco” o “peor es Vox”.

2- Extensión del nacionalismo a otros territorios: Navarra, Comunidad Valenciana, Baleares… ¡incluso van sembrando la semilla de la discordia lingüística en Asturias!

Las lenguas como doctrina
https://politicadegaraje.blog/2019/01/11/las-lenguas-como-cizana

Esto permite entender fácilmente por qué ni PP ni Cs podían apoyar a Sánchez. Ni Sánchez aceptar las condiciones de último momento de Cs:

  • PP y Cs no pueden apoyar dar estabilidad a quien está desplegando una estrategia que busca desestabilizar España y avanzar hacia la desmembración. No es que se tema que lo haga, es que ya lo está haciendo.
  • Sánchez no puede aceptar unas condiciones opuestas a sus dos objetivos principales y que le enfrentarían a sus aliados. Condiciones que impiden la extensión del nacionalismo a Navarra y el lavado de imagen de ERC (indultos…)

Solo quedaría analizar por qué tampoco ha querido formar gobierno con Podemos y nacionalistas.

Creo que para entenderlo hay que recordar el gobierno tripartito en Cataluña. Una etapa convulsa en la que el PSC era manejado por sus socios como un muñeco de trapo. Imagino que Sánchez es consciente de que ese es el punto débil de su estrategia. Que le fuercen a actuar más rápido y menos discretamente de lo que el PSOE ve viable. E intenta reforzarse lo máximo posible. Buscando que, al menos, su gobierno solo dependa directamente de los escaños de unos, Podemos o los nacionalistas. No de ambos a la vez como ahora.

/***/

P.S.1 (22 sep 2019) Un artículo de Ferdinando Giugliano en Bloomberg Opinion me ha resuelto la duda inicial. La de por qué Sánchez no ha seguido el camino obvio, el de la presidencia de la mano de Podemos y secesionistas, y ha preferido asumir el riesgo de unas nuevas elecciones.

“In Europe, France has looked at Spain as a potential partner to reform the bloc, but this cooperation will be harder to sustain in the absence of a solid government.” https://www.bloomberg.com/opinion/articles/2019-09-19/spain-needs-to-learn-the-art-of-compromise-after-the-election

Esto lo explica perfectamente: Macron necesita que su hombre en España tenga más poder. Está en juego la formación de Europa, quién manda en la Unión Europea. Y Francia quiere en España un gobierno capaz de ejecutar sus instrucciones sin los titubeos derivados de negociaciones internas, como un solo hombre.

El PSOE, caballo de Troya del nacionalismo
https://politicadegaraje.blog/2019/04/09/el-psoe-caballo-de-troya-del-nacionalismo/

El eje franco-alemán, por sus frutos los conoceréis
https://politicadegaraje.blog/2019/04/13/el-eje-franco-aleman-por-sus-frutos-los-conocereis/

Un comentario sobre “Sánchez nos lleva a nuevas elecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s