Un presidente marchoso

El anterior presidente era muy aburrido. Siempre hablaba de economía y del paro. Su segundo en el Gobierno era una mujer, pero no presumía de feminismo. E intentó responder al nacionalismo con una firmeza de maneras suaves y compartiendo las medidas con la oposición.

Aburrido, como si estuviese tan solo prestándonos un servicio que cada uno podremos valorar como mejor, según unos, o peor, según otros.

El de ahora, en cambio, es mucho más marchoso. Muy consciente del valor de la imagen y los golpes de efecto.

Nos defiende de Franco, de la involución predemocrática, del fascismo y la ultraderecha, de los machistas y se alía con los secesionistas en la cruzada contra estos males… y todo realizado contra su oposición. Él sabe que una cosa es gobernar (prestar un servicio) y otra ganar elecciones (motivar). Y también sabe que nada motiva más al electorado que buscar enemigos y ofrecerse como defensor frente a ellos.

Así que ha basado la campaña en dos grandes engaños:
1- Que aliarse con unos secesionistas en pleno golpe de Estado no tiene importancia.
2- Que Vox es un partido de ultra-derecha y España está en grave riesgo, ¡hay que reaccionar!

Pero, claro, esto de motivar inventando enemigos del pueblo que casualmente coinciden con los contrincantes de uno, tiene feo nombre. Eso es populismo. Una forma de acceder al poder manipulando a la sociedad mediante relatos altamente emocionales que combinan ilusión e indignación. Y no suele acabar bien.

Emociologías, las ideologías de los sentimientos
http://pajobvios.blogspot.fr/2018/04/emociologias-las-ideologias-de-los.html

Una deriva del PSOE que inició en su día Zapatero y que con Sánchez se puede considerar ya culminada. Así que quizá convenga adecuar la foto de partidos al día de hoy.

.

/***/

.

P.S. (1 abril 2019) Creo que es buena idea la campaña que ha lanzado el PP de evidenciar las mentiras de Sánchez. Ya que las utiliza de forma habitual, utilitaria. Así que se podría intentar hacer una lista de los engaños y trampas que se le conocen.

¡Bienvenidas aportaciones! Tienen que ser mentiras claras y concretas. No basta con que Sánchez suponga cosas de sus contrincantes, como que quieren bajar las pensiones un 40%. Una falsedad obvia, pero fácilmente se puede apelar a que es lo que él supone que harán. Es una suposición sin base, no una mentira concreta y comprobable.

De las mentiras:

  • convocaré elecciones inmediatamente,
  • no pactaré con los secesionistas,

y trampas:

  • intentar colar urnas llenas en la votación del Comité Federal del PSOE,
  • informes de Moncloa sobre plagio,

2 comentarios sobre “Un presidente marchoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s