La cizaña – O cómo manejar la crispación y el deseo de tranquilidad

Vox ha crecido como consecuencia del acercamiento de Sánchez a los secesionistas. El partido existía de antes, pero apenas tenía apoyo mientras gobernó el PP. Vox es un partido pasional, que se nutre de una mezcla de ilusión y crispación. Como Podemos en su día. Como todos los partidos populistas. Y el miedo a la posibilidad de estar siendo traicionados es un motivador fuerte.

Sánchez se defiende alegando que él no está colaborando con los objetivos últimos del secesionismo. Qué el PSOE tan solo quiere calmar al nacionalismo, favorecer la convivencia. Algo que su electorado se cree más o menos y que, en todo caso, no se podría dilucidar antes de las elecciones. Con lo que no tiene demasiado coste electoral para él.

Pero esta respuesta no es en realidad una respuesta al problema de la crispación. Sería una respuesta al problema del riesgo de fractura de España.

La crispación no depende de que sea cierto o no el que Sánchez colabore con la estrategia secesionista. La crispación se produce porque Sánchez desprecia en la práctica los sentimientos de quienes temen ese riesgo.

¿Por qué insiste el PSOE en traspasar competencias, hablar de la nación de naciones, sugerir indultos y consultas, llevar a cabo negociaciones ocultas… cuando media España teme lo peor? ¿Es esto apostar por la convivencia? No lo parece. La realidad es que hay tensión y bloques enfrentados porque el PSOE no atiende a la preocupación de casi la mitad de los españoles.

Un temor con el que se puede o no estar de acuerdo, pero al que no se le puede negar que tiene algún fundamento después de lo ocurrido con el Procés.

Trocear España
https://politicadegaraje.blog/2019/03/27/troceando-espana/

Podríamos pensar que Sánchez actúa de buena fe. Que en su intento de rebajar la tensión con los nacionalistas ha provocado sin querer esta otra tensión con la mitad de los españoles. Pero no parece verosímil. El hecho de de que Sánchez se ofrezca luego como defensor de la convivencia frente a la crispación, hace que parezca que es algo buscado. La base de su campaña es ofrecerse como opción conciliadora frente a Vox y una supuesta derecha radicalizada. Y para ello acompaña su acercamiento al nacionalismo de una constante provocación a la derecha (Franco, extrema derecha, fachas, derecha trifálica machista, racista…) para obligar a responder con dureza. Ya que los partidos no se pueden desentender del estado emocional de sus electores: quien no responda con una cierta vehemencia quedará fuera de juego.

Además, no es nada nuevo. Esta es la estrategia tradicional del PSC, el principal apoyo de Sánchez para hacerse con el liderazgo del PSOE. Como lo fue de Zapatero, también aupado por el PSC de Maragall. Alimentar la tensión elevando las expectativas nacionalistas hablando de naciones y a la vez provocar a la derecha resucitando a Franco. Para luego ofrecerse como opción conciliadora entre esos nacionalistas de pretensiones extremas y una derecha crispada a la que se descalifica como extrema (aunque luego, cuando gobiernan, siempre se comprueba que la derecha no es tal y el nacionalismo, sí).

Algo que a día de hoy, como con Zapatero, se apoya en una abultada mayoría mediática (de La Uno a La Sexta, se repite este mismo mensaje)

Una estrategia de marketing que convendría dejar en evidencia si se quiere ganar el centro. La idea básica: la crispación viene de la manera en que el PSOE trata los temas del nacionalismo y de la derecha, e irá a más si Sánchez sigue en el gobierno. Como se pudo comprobar con Zapatero o en la Cataluña del tripartito de PSC-ERC-IU.

Un presidente marchoso
https://politicadegaraje.blog/2019/03/26/un-presidente-marchoso/

Y esto, tiene consecuencias. Siempre las ha tenido, son inevitables cuando se siembra cizaña en vez de buscar la colaboración. La economía se resentirá, y la tensión entre españoles irá a más. Se ha visto en Cataluña con el Procés y se vio en la etapa de Zapatero. Que acabó con un paro desbocado y un 15-M que mostraba una sociedad desengañada de tanta manipulación, de tanto teatro y falsedad.

15-M: Al juego se le ven las costuras”
http://pajobvios.blogspot.fr/2014/02/15-m-al-juego-se-le-ven-las-costuras.html

4 comentarios sobre “La cizaña – O cómo manejar la crispación y el deseo de tranquilidad

  1. Me comentan por tuiter:

    “Es que realmente la derecha en España se ha movido bastante hacia la derecha por la aparición de Vox. El PSOE representa posturas más centristas y se han apoderado de esa posición por abandono de los adversarios. PP y Ciudadanos están inmolándose.”

    Me gusta

    1. Respondo:

      Pero Vox se fundó en 2013. ¿No le parece significativo que no haya crecido cuando gobernaba el PP sino tras llegar al poder el PSOE? ¿No cree que resucitar a Franco, calificar a la derecha de facha, machista, xenófoba, nacionalista… puede haber tenido algo que ver?

      Se provoca al electorado de derechas para que se crispe. Y juego se aprovecha que los partidos no se pueden desentender del estado emocional de sus electores. Quien no satisfaga a ese elector crispado, queda fuera de juego.

      Y cuando el PP de un mensaje duro que no le queda más remedio que dar, se le acusa de ser él quien crispa.

      Esa es la trampa.

      Me gusta

  2. Creo que el primer debate a cuatro (PP, PSOE, Cs, Podemos) ha estado bien. Aburridillo, pero bien, que la política no está para dar espectáculo sino un servicio práctico.

    Después de meses con Sánchez en el poder repitiendo lo del renacer del fascismo, el machismo y la xenofobia, el ¡que viene el lobo pero yo os defenderé!, se vio que era humo. Un cuento para niños que no hay manera de colar en un cara a cara real,

    Esto gracias a que Rivera y, sobre todo, Casado, se han centrado en romperle el relato a Sánchez. Evitando competir a “quién va más de duro”. Siendo claros en la denuncia pero mostrando que lo de la derecha agresiva y antidemocrática es falso. ¿Voto para Vox? Algo quizá, pero bueno para el constitucionalismo: las elecciones se ganan en el centro.

    Es difícil saber cómo funcionará para el voto. Al menos para mí. Pero creo que es bueno desmontar esa estrategia manipuladora y perversa que simula que quien se alía con los secesionistas es el moderado. Y sin duda ahí Sánchez ha quedado descolocado. Sólo hay que ver que fue el único que no dio rueda de prensa después. En vez de eso… TVE ofreció un discurso eterno de Ábalos, casi castriano 😉 , intentando volver a hipnotizarnos y llevarnos de nuevo al cuento de los 10 meses presidenciales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s