Torear a España

A Sánchez no le están saliendo los números para gobernar sin depender de Podemos y secesionistas. Así que imagino que durante el mes que le queda jugará la última baza. La misma que utilizó Zapatero en su día: la tensión.

Se trata de aprovechar la mayoría mediática favorable a la izquierda (La1, La2, A3, Cuatro, Tele5 y Sexta. Todo menos 13 e Intereconomía)

El electorado, en general, solo es manipulable hasta un cierto punto. Valora si hay problemas económicos o no, quien gestiona mejor esos problemas, qué hace cada cual respecto del nacionalismo… es decir, somos más bien influenciables que manipulables.

Pero esto deja de ser así cuando se eleva la tensión. Si se consigue llevar a la sociedad a un estado pasional, entonces respondemos como una hinchada deportiva: ¡Qué me importa lo que me cueste! ¡Qué más da si fue penalti o no! ¡Quiero que ganen los míos y punto! Y en ese estado quien maneja los medios controla a la hinchada. Así sí que se puede manipular a la gente para que vaya incluso contra sus propios intereses.

Por eso Sánchez desentierra a Franco, como Zapatero convocó en su día elecciones para un 20-N. Para provocar tensión con dos distorsiones que sabe irritantes:

– Que la derecha es franquista (cosa falsa, solo hay que hacer cuentas de diputados y de propuestas pro-franquistas en el Parlamento)

– Que en su día el franquismo fue malo y dictatorial y la izquierda tolerante y democrática (falso también, la guerra extremó ambos sectores de la sociedad sacando lo peor de los dos, lo radical, minoritario y cruel)

La trampa es sencilla. Se pone a Franco en las portadas con un relato distorsionado de derecha mala e izquierda buena. Si la derecha critica la distorsión, entonces es que ha salido a la luz su esencia: la derecha es franquista. Y si no lo critica será que acepta la superioridad moral de la izquierda. Una estrategia que además facilita su colaboración con el nacionalismo, que utiliza a Franco de forma constante:

Con Franco presente
https://politicadegaraje.blog/2019/02/22/con-franco-presente/

Intentará aprovechar la sentencia del Procés, que parece que no satisfará las expectativas de parte de la derecha que esperaba rebelión en vez de sedición, dando cancha en sus medios a las respuestas más exaltadas.

La indignante corrupción, que aun siendo transversal todos intentan utilizar a su favor….

O cualquier otro capote que pueda encontrar o sacar de la manga.

Se tratará de conseguir una nueva foto de Colón. Que anime a los suyos a ir a votar en masa contra el equipo contrario y que facilite la colisión entre PP, Cs y Vox por su propio interés de aprovechar esa exaltación.

Pero igual que Sánchez intentará eso, Casado ya está intentando lo contrario: que la campaña sea tranquila para que no le funcione la estrategia. Para que la gente mire los datos objetivos de evolución del paro y crecimiento, la colaboración del PSOE con el nacionalismo, el manejo partidista e irresponsable de las cuentas públicas, la falta de voluntad de acuerdo para la gobernabilidad, transformada en intriga para aumentar el propio poder…

Por decirlo con un símil: Sánchez ofrecerá capotes con los que enardecerse. Si la sociedad se calienta y entra al trapo, la toreará con sus muchos medios de comunicación en su beneficio, llevándose las dos orejas (ambas cámaras) y el rabo (el gobierno)

Pero si la sociedad, y muy en particular los partidos y medios de la derecha, no entran a su juego… entonces a Sánchez se le verá como está en realidad: desnudo tras el capote. Sin propuestas prácticas y constructivas. Jugando con todos, a izquierda y derecha, un juego de trilero.

¿Tiempo de tender puentes?

Dice Pedro Sánchez, con un oportuno subtítulo del PSC, que ahora toca reconstruir los puentes rotos por unos y otros [¿estará de acuerdo con eso Marchena o solo condenará a unos?]. Que es tiempo de reconstruir la convivencia en Cataluña.

Y no quiero dejarlo pasar. ¿Es realmente ese el momento?

.

Sin ánimo de equiparar lo que no es equiparable, me permitiré algunas comparaciones extremas para que se entienda mi objeción: mientras Hitler armaba Renania, invadía Austria… ¿era momento de reconstruir puentes entre unos y otros? ¿O era el momento de defender las libertades frente a las imposiciones? ¿No sería a partir del 45 cuando tocaba reconstruir puentes, pero no antes?

Sin embargo la Transición española se basó en tender puentes ¿por qué ahí sí? Porque el franquismo ya no existía una fuerza agresiva significativa. Franco había muerto y, grupos terroristas aparte, había una voluntad mayoritaria de recuperar las libertades democráticas.

.

A día de hoy el nacionalismo amenaza con repetir el golpe de Estad0 y la consulta ilegal, aparecen CUP armados, se extiende la imposición del adoctrinamiento lingüístico, marcan el territorio como si el derecho a un entorno ideológicamente neutro no existiese… ¿estamos en tiempo de tender puentes o de defender las libertades?

Marcar el territorio
http://pajobvios.blogspot.com/2018/06/marcar-el-territorio.html
Las lenguas como doctrina
https://politicadegaraje.blog/2019/01/11/las-lenguas-como-cizana

Lo pondré con otro ejemplo más cotidiano que quizá sirva para entenderlo: mientras una mujer que sufre maltrato por su pareja ¿es tiempo de apelar a la convivencia o eso viene después, una vez se ha conseguido frenar al maltratador y asegurado que no hay agresiones?

Naciomachismo
http://pajobvios.blogspot.fr/2017/11/naciomachismo.html

.

Pero todo esto suena ya a discurso conocido. El PSC lleva décadas combinando la apelación a la convivencia con la abierta colaboración con el nacionalismo: Tinell, moción de censura, Estatuto catalán, nación de naciones, imposición lingüística…

El PSC no ha estado nunca para unir, sino para asegurarse de que el nacionalismo obligatorio no sea desmontado. Por eso debemos tener todos claro que la dificultad no está en el nacionalismo, cuya ideología y prácticas nadie se atreve a defender abiertamente en Occidente. Y que por lo tanto es fácil de enfrentar.

.

Lo difícil es conseguir que el PSOE deje de apoyar las imposiciones nacionalistas como si eso fuese un inevitable mal menor. Desplegando el conocido papel de poli bueno.

.

La convivencia será imposible mientras no haya respeto. Por lo tanto, apelar a la convivencia mientras se es permisivo con los abusos nacionalistas es en realidad una forma de garantizar que no se avance hacia la convivencia. Es un tramposo sembrar cizaña. Apelar a la convivencia para asegurarse que ésta no llegue y, a la vez, acusar al agredido de no buscarla. Retorcido, pero tras 40 años al PSC se le empieza a ver el plumero.

La imperiofobia en la actualidad y sus consecuencias

Tras leer Imperiofobia y leyenda negra de la genial Mª Elvira Roca Barea, me pregunto:

¿Qué intereses y oligarquías promueven hoy imperiofobias?

¿En que prejuicios concretos se materializan?

¿Qué consecuencias tienen?

Y, quizá por cercanía, no puedo menos que pensar en Europa. O, más bien, en aquellas potencias europeas que hasta hace poco regían en mundo y aun mantienen alguna esperanza de volver a predominar. Es decir: Francia y Alemania.

Con sus tres vertientes fundamentales:

La española, puesto que a mi modo de ver influyen buscando reducir nuestro poder político (apoyando los nacionalismos divisores) y económico (conviertiéndonos en un país de empleados, no de empresas). Utilizando para ello prejuicios nuevos (PIGS) y también aprovechando los prejuicios antiespañoles residuales de nuestra leyenda negra y del franquismo.

La Europea, en la que se incluye lo ocurrido en Yugoslavia, Checoslovaquia, Gran Bretaña… en lo que respecta a lo político. Y los rescates, los PIGS… en lo referente a lo económico. Con obvios prejuicios norte / sur.

Y la mundial, que se centra en el ataque a EEUU. En los prejuicios: Trump, clima, fronteras… Y fáctico: apoyo a Cuba mientras esta mantiene a Maduro en Venezuela, apoyo a Irán mientras esta mantiene el avispero de Oriente Medio, apoyo a la dictadura china…

Las consecuencias de estas estrategias y prejuicios son terribles. La opresión nacionalista en España, con 858 asesinatos, miles de extorsionados y amenazados … La crisis en Grecia, España, con sus consecuencias de paro, pobreza… Las guerras en Oriente Medio, Venezuela…

Sin duda me encantaría que esta entrada del blog pudiese ofrecer un esquema / resumen sobre ello. Pero me resulta un poco grande la tarea. Así que todo aquel que quiera sugerirme hechos, prejuicios y consecuencias de las imperiofobias europeas puede hacerlo a través de comentarios, twitter o cómo lo desee. A ver si me animo y voy modificando esta entrada y generando una lista.

El discurso de campaña

Pongámonos primero en situación.

Sánchez accedió al primer plano de la política española como hombre de paja de Susana Díaz frente a Madina, pero una vez conseguido el objetivo pasó a ser un estorbo para ella. Así que, falto de bando que le apoyarse dentro del PSOE, Sánchez se convirtió en el hombre de paja de Iceta-Macron contra la propia Díaz. Un papel que ya jugó antes Zapatero, el hombre de paja de Maragall-Chirac que venció a Bono y arrastró al PSOE a la posición actual.

Sánchez retoma la labor de Zapatero
https://politicadegaraje.blog/2019/05/15/sanchez-retoma-la-labor-de-zapatero/

Basta fijarse un poco en la estrategia del PSOE, tan parecida a la tradicional de PSC o PSE. Guardando la ropa siempre, claro (Pacto antiterrorista, apoyo al 155..), pero del lado de los nacionalistas en la práctica (Tinell, moción de censura, Estatuto catalán, nación de naciones, apoyo al adoctrinamiento lingüístico, pactos autonómicos y municipales…). Podríamos decir que Sánchez, como Zapatero, han llevado al PSOE a jugar el papel de “poli bueno” del nacionalismo. El que empuja a aceptar las exigencias nacionalistas como eso fuese un mal menor, como sin quererlo.

Sánchez nos lleva a nuevas elecciones
https://politicadegaraje.blog/2019/09/19/por-que-nos-lleva-sanchez-a-nuevas-elecciones/

Alguien podría plantearse ¿y de dónde sale eso de la participación francesa? La respuesta es que resulta excesivo el alineamiento de Sánchez y Zapatero con la estrategia francesa para ser casual. Tanto en política europea (disgregación de España vía nación de naciones, cesión de Niza…) como globalmente (antiamericanismo como directriz general frente a Cuba, Venezuela, Irán, Palestina, China…).

Una estrategia autodestructiva (sólo hay que recordar las cuentas de Zapatero o la extensión del nacionalismo a Navarra o Baleares) e inmoral (a los propios socialistas, como Felipe González, resulta inaceptable la tibieza frente a los crímenes en Venezuela) que no tendría sentido si no es para pagar apoyos. Y, puesto que a quien sí beneficia es a Francia, parece claro cual es entonces ese apoyo.

El eje franco-alemán, por sus frutos los conoceréis
https://politicadegaraje.blog/2019/04/13/el-eje-franco-aleman-por-sus-frutos-los-conocereis/

.

Hasta aquí la realidad que se quiere evitar. Vayamos ahora a los posibles discursos electorales para enfrentarlo.

Es evidente que la realidad descrita resulta muy poco beneficiosa para la gran mayoría de los españoles. Que se ven sometidos a una inyección de prejuicios frentistas que envenenan la convivencia y a intereses ajenos que nos empobrecen.

En una UE dominada por Francia y Alemania las decisiones se tomarán en función de su propio provecho. Se apoyarán sus empresas frente a las nuestras, lo que nos convertirá en un país de empleados, sin liderazgo (Endesa para la Caixa, Amena para France Telecom…). Solo hay que recordar la exigencia a Rajoy para que España entrase en el programa de rescate… que luego se vio que no era necesario. Un rescate que hubiese lastrado nuestro crecimiento.

Todo al Bankia, con un par
http://pajobvios.blogspot.fr/2014/02/todo-al-bankia-con-un-par.html

Pero este tipo de argumento práctico, que es el real, el importante, se ve contaminado fácilmente por un argumento emocional negativo: si Sánchez prima los intereses franceses o nacionalistas, es un vendido. Un traidor. Y todos sabemos que el traidor es una figura odiada.

Esto, que aparentemente puede parecer un apoyo al discurso, es en realidad su gran inconveniente. Ya que sirve para ocultar la faceta práctica. Al impregnar de emociones negativas, las componentes prácticas y emocionalmente positivas, mucho menos impactantes, dejan de ser percibidas.

Así, al llamar felón a Sánchez (yo tuve que mirar en el diccionario qué significaba) se pueden estar afianzando apoyos en parte del electorado de la derecha. Pero no se gana ningún apoyo en el resto del electorado, que rápidamente responde con un facha, machista, extremista, españolista, homófobo, xenófobo, populista, franquista… En la guerra emocional no gana quien tienen razones reales, sino quien disponga de más medios de comunicación a su favor. Y, además, izquierda y nacionalistas llevan décadas regando la sociedad con prejuicios de este tipo.

Así que nos encontramos con una paradoja: con que hay que suavizar y callar parte del mensaje para facilitar que el propio mensaje se pueda escuchar. Es lo que entiendo que está haciendo a día de hoy el PP, ahora que ya se ha quitado la presión de verse superado dentro del entorno de la derecha. No necesita aglutinar a los más fieles sino conseguir ganarse a quienes aun no ven lo práctico y constructivo de su mensaje (progreso económico volviendo a ser líderes en crecimiento y creación de empleo, convivencia cordial, estabilidad, libertades…).

La división marca los resultados del 28-A
https://politicadegaraje.blog/2019/04/29/la-division-marca-los-resultados-del-28-a/

Moderación y voto
https://politicadegaraje.blog/2019/04/30/moderacion-y-voto/

¿El riesgo? El riesgo de esta estrategia de discurso es que parte de los dirigentes del PP pueden verse tentados no solo evitar las facetas más difíciles de transmitir con serenidad, sino a incluir algunas de las perversiones de los contrarios, tan aceptadas por la mayoría de españoles. Por poner un ejemplo: trasformar un correcto “no vamos en contra del catalán” en un peligroso y distorsionado “estamos a favor del catalán”.

“El objetivo de las Administraciones Públicas debe ser defender la libertad y neutralidad lingüística, no un perverso multiculturalismo adoctrinador que priorice la pervivencia de las lenguas frente a los derechos individuales”
https://politicadegaraje.blog/2019/01/11/las-lenguas-como-cizana

Pero entiendo que es un riesgo que se debe afrontar. Y ahí, dirigentes como Cayetana Álvarez de Toledo o Alejandro Fernández tienen mucho que decir. Son la mejor garantía de que el discurso se mantenga limpio en el fondo aunque sea sereno en la forma. Ser asertivo es tanto no resultar agresivo como no ceder ante ninguna manipulación, no aceptar esas distorsiones perversas que tanto calan en nuestras emociones.

Casado vs Soraya. Good vibrations
http://pajobvios.blogspot.com/2018/07/casado-vs-soraya-good-vibrations.html

Casado vs Soraya (2ª parte)
http://pajobvios.blogspot.com/2018/07/casado-vs-soraya-2-parte.html

Emociologías, las ideologías de los sentimientos
http://pajobvios.blogspot.fr/2018/04/emociologias-las-ideologias-de-los.html

Más PSOE

El salto de Errejón y Carmena a la política nacional es algo hecho a medida para el PSOE.

Políticos relacionados con Podemos pero sin una posición sólida se ven promocionados a primera línea. En un nuevo partido que casa perfectamente con la estrategia de una segunda marca del PSOE dirigida a pescar en el electorado de Podemos.

Un partido que solo se presenta donde no reste escaños a la izquierda (circunscripciones de muchos escaños), para que no haga peligrar la aritmética que da la presidencia a Sánchez.

Que presumiblemente luego se aliaría mansamente con el PSOE. No como Podemos o los secesionistas que, al ser partidos con entidad propia, presionan al PSOE.

Creo que, incluso, tanto Errejón como Carmena podrían llegar a ministros. A Sánchez le serviría para lavarse la cara de la acusación de que quiere todo el poder para él… mientras en la práctica mantiene todo el poder.

Propongo llamarlo Más PSOE. Aunque, claro, me da que no querrán, eso estropearía su estrategia al hacerla visible.

Todo casa con ña teoría de mi entrada anterior en el blog. Sánchez ha convocado elecciones para poder garantizar la ejecución diligente de lo que sea necesario. Más PSOE no podrá palos en las ruedas cuando se trate de apoyar a Macrón:

“In Europe, France has looked at Spain as a potential partner to reform the bloc, but this cooperation will be harder to sustain in the absence of a solid government.” Ferdinando Giugliano en Bloomberg Opinion

/***/

P.S.1 (26 sep 2019) Según ABC, Más País presentará listas en: Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Sevilla, Málaga, Murcia, Cádiz, La Coruña, Las Palmas, Vizcaya, Asturias, Granada, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife y Zaragoza. Con Compromís se sumaría Castellón.

https://www.abc.es/elecciones/elecciones-generales/abci-mas-pais-presentara-menos-17-provincias-segun-preacuerdo-firmado-equo-201909261646_noticia.html

Todas las circunscripciones de 7 o más salvo Baleares. Y de menos de 7 solo Castellón, donde iría con Compromís.

Es decir, donde la fragmentación no hará perder voto total de izquierdas al PSOE. Donde una segunda marca no puede perjudicar al PSOE.

P.S.2 (26 sep 2019) Ahora que ya le han puesto nombre, podemos jugar un poco.

El Partido Suministrador de la Oportunidad a Errejón (PSOE) ha creado Más País para que haga de segunda marca del PSOE.

Cantan: Más País, oé, oé, oé… Más PaiSOÉ… Más PSOE.

Y Errejón pasa a ser un flamante nuevo alto ejecutivo de la Corporación PSOE. Que como tal recibirá la bendición y apoyo de sus inmensos medios de comunicación.

Sánchez nos lleva a nuevas elecciones

Vayan de antemano una confesión y una evidencia.

La confesión es que yo creí que Sánchez formaría gobierno con Podemos y nacionalistas, para evitar el riesgo que siempre suponen unas nuevas elecciones.

La evidencia es que las convoca porque ve que, con el poder que le proporcionan el disponer de las instituciones del Estado y el alineamiento a su favor de la mayoría de los medios de comunicación, ese riesgo parece ser mínimo. Es más, las encuestas le dicen que lo más probable es que mejore su posición.

.

Pasemos al análisis general.

La estrategia de Sánchez, la que le permitió llegar al liderazgo del PSOE con el apoyo de PSC, es la que sigue el PSOE en País Vasco y Cataluña desde hace ya décadas: avanzar hacia los mismos objetivos que los nacionalistas pero ofreciendo una cara más amable.
Algo así como hacer de poli bueno, dialogante, que siempre propone un punto intermedio entre las exigencias nacionalistas y la realidad actual. Un Estatuto que declare nación a Cataluña, la nación de naciones, continuar la transferencia de competencias… la clásica función del poli bueno de las películas, que busca lo mismo que el poli malo pero bajo la apariencia de un ofrecer un aparentemente conciliador mal menor.

El objetivo final, el mismo que el de Yugoslavia, Checoslovaquia o quizá pronto Reino Unido. Transformar España en un conjunto de pequeños países políticamente irrelevantes, parte de Europa pero sin capacidad de oponerse a los intereses de los grandes: Francia y Alemania.

Trocear España
https://politicadegaraje.blog/2019/03/27/troceando-espana/

Esta estrategia tiene hoy día dos líneas de acción fundamentales, aparte de los avances prácticos en competencias:

1- Lavado de imagen en las zonas con nacionalismo afianzado. Se trata de dar aceptación social y apariencia de normalidad a Bildu, que viene del terrorismo, y a ERC, que viene de un intento de golpe de estado. Ambos delitos extremadamente graves que se intentan tapar con unos distorsionados “peor fue Franco” o “peor es Vox”.

2- Extensión del nacionalismo a otros territorios: Navarra, Comunidad Valenciana, Baleares… ¡incluso van sembrando la semilla de la discordia lingüística en Asturias!

Las lenguas como doctrina
https://politicadegaraje.blog/2019/01/11/las-lenguas-como-cizana

Esto permite entender fácilmente por qué ni PP ni Cs podían apoyar a Sánchez. Ni Sánchez aceptar las condiciones de último momento de Cs:

  • PP y Cs no pueden apoyar dar estabilidad a quien está desplegando una estrategia que busca desestabilizar España y avanzar hacia la desmembración. No es que se tema que lo haga, es que ya lo está haciendo.
  • Sánchez no puede aceptar unas condiciones opuestas a sus dos objetivos principales y que le enfrentarían a sus aliados. Condiciones que impiden la extensión del nacionalismo a Navarra y el lavado de imagen de ERC (indultos…)

Solo quedaría analizar por qué tampoco ha querido formar gobierno con Podemos y nacionalistas.

Creo que para entenderlo hay que recordar el gobierno tripartito en Cataluña. Una etapa convulsa en la que el PSC era manejado por sus socios como un muñeco de trapo. Imagino que Sánchez es consciente de que ese es el punto débil de su estrategia. Que le fuercen a actuar más rápido y menos discretamente de lo que el PSOE ve viable. E intenta reforzarse lo máximo posible. Buscando que, al menos, su gobierno solo dependa directamente de los escaños de unos, Podemos o los nacionalistas. No de ambos a la vez como ahora.

/***/

P.S.1 (22 sep 2019) Un artículo de Ferdinando Giugliano en Bloomberg Opinion me ha resuelto la duda inicial. La de por qué Sánchez no ha seguido el camino obvio, el de la presidencia de la mano de Podemos y secesionistas, y ha preferido asumir el riesgo de unas nuevas elecciones.

“In Europe, France has looked at Spain as a potential partner to reform the bloc, but this cooperation will be harder to sustain in the absence of a solid government.” https://www.bloomberg.com/opinion/articles/2019-09-19/spain-needs-to-learn-the-art-of-compromise-after-the-election

Esto lo explica perfectamente: Macron necesita que su hombre en España tenga más poder. Está en juego la formación de Europa, quién manda en la Unión Europea. Y Francia quiere en España un gobierno capaz de ejecutar sus instrucciones sin los titubeos derivados de negociaciones internas, como un solo hombre.

El PSOE, caballo de Troya del nacionalismo
https://politicadegaraje.blog/2019/04/09/el-psoe-caballo-de-troya-del-nacionalismo/

El eje franco-alemán, por sus frutos los conoceréis
https://politicadegaraje.blog/2019/04/13/el-eje-franco-aleman-por-sus-frutos-los-conocereis/

Sánchez, en misa o repicando

Sánchez tiene básicamente dos opciones de gobierno.

Una es ir de la mano de Podemos y los nacionalistas. Colaborando con ellos en extender el adoctrinamiento lingüístico, promover el supuesto derecho a decidir, ser permisivo con las ilegalidades (indultos, neutralidad del espacio público, símbolos, lengua…), tachar a quien se oponga de franquista… En general, seguir avanzando hacia el fraccionamiento de España a través de la nación de naciones confederal como paso intermedio. Mas o menos lo que hizo Zapatero.

La otra es acercarse a Ciudadanos y PP. Aprovechar que es el partido más votado y convertirse en el defensor de la gobernabilidad. Pidiendo el apoyo como muestra de responsabilidad. Más o menos lo que intentó Rajoy, con éxito hasta la moción de censura.

Lo que no tiene ningún sentido es que el PSOE apoye el nacionalismo en Cataluña y País Vasco y favorezca su extensión a Navarra, Baleares, Comunidad Valenciana… y a la vez exija a PP y Cs su apoyo para no tener que aliarse también con el nacionalismo en el Parlamento español. Eso no es una propuesta, es una amenaza.

Por ponerlo con un ejemplo. Una cosa es proponer matrimonio a partir de un objetivo compartido. Y otra exigir sexo bajo amenaza de que si no será peor y mientras ya se está propasando. Lo uno es una propuesta constructiva de colaboración, lo otro una forma de manipulación.

Así que entiendo que las posibilidades de Sánchez son:

  • Destructiva: apoyarse explícita o implícitamente en Podemos y los secesionistas. Por voto o abstención. Sería la confirmación de que opta por cumplir con el papel de Caballo de Troya del nacionalismo.
  • Pervertida: conseguir el apoyo de Cs o PP mientras promociona el nacionalismo. Esta entiendo que sería la opción más dañina. Ya que no solo se avanzaría hacia la descomposición nacional sino que además todos los partidos se verían involucrados en ese avance, como si no hubiese otra opción. Como quien acepta casarse con una pareja a pesar de que sabe que le manipula, algo que siempre evoluciona a peor.
  • Constructiva: conseguir el apoyo de Cs o PP tras demostrar que renuncia a apoyar al nacionalismo en las distintas Comunidades Autónomas. Es la opción ideal pero parece difícil que Sánchez pueda seguirla, ya que sus apoyos en el partido son mayoritariamente de las CC.AA. con PSOE filonacionalista (PSC, PSE…)
  • Tacticista: no definirse por ninguna de las opciones anteriores y confiar en mejorar sus números en unas nuevas elecciones. Algo que no resolvería el dilema, no parece posible que consiguiese una mayoría absoluta, pero que podría darle una posición de mayor fuerza negociadora.

Si Sánchez opta por la vía destructiva, al menos tendrá una oposición enfrente que mostrará que el rey está desnudo. Que no es leal a quienes le votaron.

Sí Sánchez opta por la vía constructiva, lo que parece difícil, no habría problema que resolver. Todo estaría bien.

Lo peor sería que le permitiesen estar en misa y repicando. Apoyando al nacionalismo y al mismo tiempo arrogándose el papel de defensor frente al nacionalismo. Pervirtiendo los mensajes y confundiendo a la sociedad (conveniencia de aceptar un diálogo no leal, necesidad de ser permisivo para apaciguar, transferencia de más competencias como muestra de buena voluntad de quien es víctima…), el papel tradicional del PSC, de manipulador social en favor del nacionalismo. Esto sí que sería destructivo.

/***/

Nota: Se habla de la posibilidad de que UPN apoyase a Sánchez a cambio de que el PSN no obstaculice un gobierno constitucionalista en Navarra. Creo que esta oferta es un error. Que el tema es demasiado serio para alcanzar acuerdos puntuales que validen a Sánchez sin garantizar que este no colabora con la deriva nacionalista. Se estaría dando aceptación a quien en la práctica luego jugaría en contra. Y, no lo olvidemos, una vez presidente, no habría forma de conseguir una mayoría para una moción de censura.

Sería una forma de facilitar en la practica la salida pervertida. Y la única fuerza de los constitucionalistas es que son más (la mayoría de los votantes del PSOE no son filonacionalistas) y tienen un objetivo sincero. Si se facilita que Sánchez engañe a la sociedad, se estará cubriendo el único flanco débil de quienes buscan trocear España.

/***/