La conquista del PP

Antes que nada, definamos conquista.

Como he ido desarrollando a lo largo de este blog, considero que desde los gobiernos de Francia y Alemania se despliega una estrategia de influencia basada en hacerse con el control de los principales elementos de dirección de otros de países del mundo. Empezando por los medios de comunicación para seguir con los partidos políticos y desde ahí con las instituciones públicas y las principales empresas. Convirtiendo a todos ellos en herramientas al servicio de sus intereses.

Una estrategia que se ha vuelto especialmente dañina cuando, en algún momento al inicio del siglo XXI, Francia y Alemania dejaron de competir entre si por esa influencia para aliarse y colaborar a través un control compartido por ambos. Primero con el tándem Chirac-Schröder y luego, tras una breve pausa durante la etapa de Sarkozy, reforzado con Merkel-Macron.

Es decir, llamo conquista de un partido a ponerlo al servicio de intereses externos, a convertirlo en una herramienta que sigue la estrategia francoalemana.

/*/

Entendido así, el PSOE fue conquistado en dos fases.

Una primera, en el 2000, cuando Maragall, del PSC, aupó por sorpresa a la secretaría general del PSOE a Zapatero, un candidato que iba de tapado. Que, al llegar al poder tras el terrible atentado del 11-M de 2004, cambió por completo la línea política española. En política exterior, pasando de la estrecha alianza con EEUU al antiamericanismo. Y en política interior, arrastrando al PSOE a la alianza con los secesionistas (Tinell).

Una segunda en el 2017, cuando, tras vencer la resistencia del Comité Federal del PSOE, Sánchez se hizo con el control. Para luego trasladar la alianza con los secesionistas al propio gobierno de España.

Se percibe muy especialmente en dos líneas de acción claramente alineadas con los intereses francoalemanes:

  • Fragmentación del país en pequeños países políticamente irrelevantes, manejables dentro de la UE. De ahí la alianza con los partidos secesionistas, el indulto a golpistas y excarcelación de terroristas, la promoción e incluso imposición de las lenguas locales para diferenciar poblaciones… Como suele decir Iceta, él ve ocho naciones.
  • Alineamiento con la ideología progresista convertida en una ideología colonialista. Que incorpora tanto un antiamericanismo (a veces no expresado abiertamente) como un puritanismo intolerante que se aplica con doble rasero y permite tanto enfrentar a la ciudadanía (divide y domina) como estigmatizar a cualquiera se oponga a los intereses de quienes dominan los medios de comunicación.

/*/

Al analizar la evolución del PP según estas premisas, lo primero a tener claro es que quienes han conquistado el PSOE también tendrán interés en conquistar el PP.

Esto podría explicar la moderación de Rajoy, que no se supeditó a los intereses francoalemanes pero evitó un choque directo con ellos. Quedando una presidencia estratégicamente confusa, lo que fue aprovechado para erosionarle por ambos lados.

O la contienda entre Soraya y Casado en 2018, en la que Soraya representaría claramente la opción francoalemana (su acercamiento a Junqueras, la política de medios de comunicación o la aceptación de la ideología progresista, son elementos muy reveladores) frente a Casado, con un discurso que daba la batalla a la ideología progresista. Y ganó Casado. Es decir, el partido parecía poder defenderse de la conquista.

Pero dos años después Casado cambio 180 grados su rumbo. Pasó a atacar con dureza a Vox en la moción de censura. Cambió el discurso en Cataluña pidiendo disculpas por poner freno policial al intento de golpe de estado. Destituyó a Cayetana Álvarez de Toledo y renunció a combatir el discurso progresista. Apoyó en Castilla y León la alianza con partidos proto-nacionalistas y PSOE antes que con Vox. Y, por último, se descubrió que intentaba chantajear a Ayuso con información tendenciosa e ilegal probablemente proporcionada por el propio PSOE, para que evitar que Ayuso tuviese el control orgánico del partido en Madrid. Parece claro que Casado había cambiado de bando y estaba queriendo dominar totalmente la estructura del partido para cambiar su trayectoria sin oposición.

La reacción del partido a la revelación ante la opinión pública de las malas artes del tándem Casado-Egea hubiese debido llevar a la inmediata expulsión de los intrigantes y la convocatoria de primarias bajo una dirección neutral. Pero, lo visto ha sido todo lo contrario, lo que da muy pocas esperanzas:

  • Casado sigue en su puesto mientras se lleva a cabo un lavado de su imagen. Un lavado que empezó con los aplausos en el Parlamento… ¡aplausos a un intrigante que estaba chantajeando con información de origen delictivo a una compañera de partido! Toda una demostración de que los intrigantes protegen a los suyos, aun cuando caen.
  • La dirección a cargo de González Pons es cualquier cosa menos neutral. De momento ya ha denostado a Vox como extrema derecha y acusado a Ayuso, la víctima, de buscar las purgas y la venganza. ¡Y apenas lleva unos días!
  • Se ha formalizado a Feijoó como candidato a ser apoyado por aclamación. A un defensor de la imposición de las lenguas locales, del pacto con el PSOE independientemente de que estos estén realizando la política que han acordado con los secesionistas y del sometimiento a la ideología progresista correcta. Un candidato que sutilmente está transformando el enfrentarse a la estrategia antiespañola de Sánchez por un enfrentarse a Sánchez pero manteniendo su hoja de ruta antiespañola. Eso sí, envolviéndose en la bandera de España… como por otro lado también hace Sánchez cuando conviene.

Hasta ahí llega la evolución a día de hoy. Y, como digo, no resulta muy esperanzador. O hay algún tipo de reacción de aquí al congreso para la elección del líder del partido o probablemente tengamos que dar por perdido también al PP.

/*/

Una última reflexión, que creo que es oportuna.

En caso de que el PP resulte finalmente conquistado, lo que ojalá no ocurra, tan sólo quedará Vox como opción que defiende los intereses españoles.

Tiene el inconveniente de ser un partido con facetas populistas. Populista, quede claro, como lo es el PSOE o como el puritanismo correcto francoalemán, nada extremo como las ideologías con facetas antidemocráticas de Podemos, ERC o Bildu.

Pero creo que incluso esto podría tener buena evolución. Si el PP renuncia a defender los intereses españoles, promoviendo la imposición y diferenciación lingüística y sometiéndonos a la manipulación anti-liberal y frentista del colectivismo progresista, Vox tendrá para si un enorme terreno electoral a explotar. Pudiendo evolucionar hacia la moderación en el discurso, que dejará de precisar utilizar los enganches populistas para bastar con que demuestre racionalidad y firmeza en la defensa de los intereses de los españoles.

/***/

P.S.: Creo que empiezo a intuir cuál puede ser la causa de las mayorías absolutas de Feijoó en Galicia. Los medios bajo control francoalemán no ven necesidad de atacarle sino todo lo contrario. Él cumple la función de potenciar la diferenciación del resto de España fomentando la imposición de la lengua local e impide una oposición del PP clara a estas imposiciones en el resto de España. Cuando toque inyectar las ideas secesionistas el terreno estará ya preparado.

2 comentarios sobre “La conquista del PP

  1. Abandone usted toda esperanza, Don Carlos.
    Con Feijoó se consuma la conquista del PP por parte de la ideología progre.
    Se comporta como un pequeño tirano globalista del estilo de Trudeau o Macron:
    – Obligatoriedad de la «vacuna» experimental avasallando los derechos más básicos.
    – Sanciones desmesuradas contra los que se nieguen a obedecer imposiciones liberticidas.
    – Apoyo a las leyes que favorecen y financian grupos feministas, LGTBI y ecologistas para dividir y enfrentar a la sociedad.
    – Apoyo a la Agenda 2030 que solo genera miseria, pobreza y destrucción de la civilización occidental.
    – Eliminación del castellano en Galicia para acelerar la fragmentación de España en miserables e insignificantes reinos de taifas.
    – Intención de pactar con el PSOE y así eliminar cualquier resistencia soberanista al dominio de la UE y los globalistas del World Economic Forum.
    Pudiera pensarse que Isabel Ayuso es la última esperanza para revertir este proceso nefasto.
    Pero esto es erróneo: aunque aparente dar la batalla ideológica al comunismo, en el fondo es una aliada de la Agenda 2030 como confirma la financiación con dinero público a grupos feministas, LGTBI, ecologistas e inmigrantes ilegales.
    El PP está perdido.
    España no está perdida todavía porque queda VOX.
    Pero incluso dentro de VOX existen elementos inquietantes como es el caso del Sr Steegmann, acérrimo defensor de las vacunas animado por 850000 euros que ha recibido de empresas farmaceúticas.
    Llegado el caso de que VOX gobierne, queda por ver cuantos globalistas infiltrados pueden dinamitarlo desde dentro.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Don Aaron, estoy bastante de acuerdo, sí.

      Pero creo que es cuestión de personas, no solo de partidos. Así, cuando el PP eligió a Casado frente a Soraya o cuando hay quienes han defendido a Ayuso frente a Casado, se ve lucha dentro del partido. Entre los partidarios del sometimiento y los de la defensa de España, es decir, de los españoles.

      Y lo mismo cuando en el PSOE el Comité Federal intentó resistirse a Sánchez.

      E imagino que tarde o temprano esa lucha se tendrá que dar en Vox. Al que sin duda también intentarán controlar.

      Por eso yo son partidario de apoyar a los leales estén en el partido que estén. A Nicolás Redondo (cuesta encontrar un leal hoy en el PSOE) a Cayetana o Ayuso. Es decir, dar esperanza a los partidos mientras se critica sin miramientos a los que abogan por la hoja de ruta franco-alemana.

      Pero sí, a día de hoy votaría a Vox en las generales. Feijoó apoya la promoción de las lenguas locales, es decir, la hoja de ruta para la fragmentación de España. No lo hará con mi voto.

      Un saludo cordial,

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s