Mejorar o empeorar. Liberar la izquierda o perder la derecha

He dedicado entradas previas del blog a reflexionar sobre las colonias mediáticas y su utilización para controlar un país. En el caso español, hablemos claro, hablo de un intento de control por parte de los gobiernos de Francia y Alemania con el apoyo de los medios de comunicación españoles, en gran parte controlados desde el exterior. Sé que suena raro, ya que nadie lo sugiere en la prensa actual (lo cual no dejaría de ser lo normal), pero para mí es la hipótesis que mejor me explica la realidad.

En esta entrada le daré una vuelta más al tema, pero centrándome en los partidos españoles.

/*/

Creo que tanto PSOE como PP han sufrido un intento de asalto desde el exterior. En el caso del PSOE con éxito. En el del PP, afortunadamente no.

La fallida defensa del Comité Federal del PSOE y Susana Díaz frente a Pedro Sánchez, creo que hay que interpretarla como un último intento de resistencia a la conquista. Pero una vez cayeron. E inmediatamente se produjo el acercamiento del PSOE a los secesionitas y al chavismo anti-EEUU. Un claro alineamiento con las lineas estratégicas básicas de Merkel y Macron. A mi entender, una confirmación de que sus intereses no son los de los españoles.

En el caso del PP la cosa es más dudosa. El alineamiento de Soraya Sáenz de Santamaría con la corrección política (otro rasgo característico de Merkel y Macron) y su pésima gestión de los medios de comunicación (facilitando la victoria de Sánchez sobre el PSOE) la hacen bastante sospechosa aunque no sea definitivo. Pero, afortunadamente, Casado venció a Soraya y ha demostrado desde el principio su independencia: una clara defensa de la democracia venezolana, el apoyo a Polonia y Hungría ante un movimiento contra ellos de Merkel, la denuncia del entono mediático…

Son muchos los hechos que muestran que el PP, sin explicitarlo puesto que Francia y Alemania son aliados, se defiende de la conquista exterior. No se trata de enfrentarse a Francia y Alemania, sino de de convivir con ellos en una Europa común. Y para eso también hay que defenderse de ellos. Así es la política… y la convivencia en general.

/*/

Esto nos deja con dos posibles evoluciones básicas:

  • La negativa, un avance franco-alemán en el control de Europa. Pasaría por la conquista también del PP. La descalificación de Casado desde los medios, erosión electoral del PP para hacerle caer y posterior sustitución de Casado por alguien de la cuerda de Merkel y Macron que recuperaría el poder electoral del PP. Como hicieron con el PSOE.

/*/

Así veo el tablero de juego hoy día. Unos tiempos revueltos y peligrosos, con enormes luchas de poder asociadas a la aparición de una nueva superpotencia: la UE. Tensiones por su reparto de poder interno (quién manda en la UE) y externo (cuánto manda la UE en el mundo).

Una nueva potencia que podrá evolucionar para mal, hacia una estructura colonial en la que los gobiernos de unos países controlan al resto, o para bien, hacia una estructura imperial, que integre los distintos países con una participación política real, no como marionetas de los grandes.

/***/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s