Las fases de una verdadera recuperación

Estamos sufriendo una crisis sanitaria que se ve acompañada de otra económica. Son malos tiempos, eso es inevitable.

Pero la pandemia nos ha golpeado más de lo que hubiese sido deseable y la crisis económica amenaza también con ser especialmente grave en España.

¿Por qué? ¿Es esto una maldición inevitable o tiene unas causas a las que se puede poner remedio?

/*/

A mi modo de ver, la pandemia se enfrentó tarde y mal porque se primó la estrategia política partidista. Un exceso de polarización provoca que la atención no se centre en lo que es más necesario. Importó más el calendario político que la atención sanitaria.

Por qué hemos reaccionado tan tarde al coronavirus

Y la crisis económica se será especialmente grave porque ya se estaban desatendiendo también cuestiones esenciales como la reducción del paro y del déficit. Se ponía énfasis en las facetas emocionales de la economía (la desigualdad…) sin atender adecuadamente a las facetas prácticas (para repartir la riqueza lo primero es tener riqueza).

Las gráficas de paro y déficit ya mostraban problemas estructurales antes de la pandemia.

El paro del año 2018 apenas mejoraba respecto del del 2019 (línea verde se acercaba a la morada) y el paro del 2020 amenazaba empeorar el de 2019 (la línea roja, antes del pico por el virus, ya apuntaba que iba a cruzar la línea verde).

Y el déficit había dejado de disminuir. La gráfica había dejado de apuntar hacia arriba.

Desajustes que, nos guste o no, implican una caída de la riqueza que afecta a toda la sociedad. En la tabla se puede ver cómo los ingresos reales caen para toda sociedad cuando hay una crisis económica (línea inferior por debajo de cero para todos los niveles de ingresos y más bajo en la parte izquierda de la gráfica, es decir, lo sufren aun más quienes menos recursos tienen)


Un baño de realidad económica

/*/

Por lo tanto, tenemos un problema externo (virus y crisis económica) y uno interno (mala dirección política).

El externo es inevitable, pero el interno, no. Podemos preguntarnos ¿por qué hemos elegido un mal gobierno? Un gobierno que incorpora a gente afín a las peor política americana (bolivarianismo) y se apoya en partidos que han protagonizado recientemente un intento de golpe de estado.

El mal gobierno

Para mí, esto solo tiene una explicación posible, dado que los españoles no somos ni más listos ni más tontos que cualquier otro. Como diría Okham, busquemos la explicación más obvia para una mala decisión: partir de mala información.

Un problema con los medios de comunicación produciría un problema de mala elección. Si los medios nos presentan una realidad distorsionada, lo normal será que elijamos mal. Y ¿tenemos unos malos medios de comunicación? Yo diría que sí, cuando criticamos más a EEUU que a China, a pesar de que EEUU es la democracia que nos protege de la dictadura expansionista china. O cuando llamamos extremista y ultra a Vox, que cumple escrupulosamente la ley, y no a Podemos, ERC o Bildu, cuyos dirigentes se han saltado la ley en cuestiones políticas infinidad de veces.

Tablero desplazado y cordones de exclusión

Los media, el mundo al revés

Es decir, parece que nuestro problema político deriva de un desajuste en los medios de comunicación, que estarían desequilibrados (apoyando mucho más a unos partidos que a otros) y pervertidos (desplegando distorsiones autodestructivas). Así que la solución más eficaz sería corregir eso. Garantizar unos medios de comunicación más equilibrados y con las mínimas injerencias extranjeras, para no alentar distorsiones en contra de nuestros intereses.

Y ahí tienen mucho que decir los propios periodistas, los profesionales del periodismo, defendiendo su independencia y pluralismo. Defendiendo no solo tener voz (libertad de opinión) sino también altavoz (entorno mediático no sectario y uniforme, sin un pensamiento único obligatorio).

Colonias mediáticas

Cómo hacer de España un gran país

/*/

Con esto creo que ya tengo claras qué fases considero yo que nos vendrían bien para recuperarnos. Lo que podríamos llamar el escenario ideal:

  1. Cambio de gobierno y elecciones. Que ante la crisis económica que se avecina y que el actual gobierno no podrá atender (es improbable que Podemos, ERC y Bildu apoyen la ortodoxia económica) se vaya a un cambio de gobierno y posterior convocatoria de elecciones.
  2. Gobierno del PP. Que tras esas elecciones el PP consiga los apoyos necesarios para gobernar (no hay otra opción realista frente a Sánchez)
  3. Saneamiento del entorno mediático. Que el nuevo gobierno atienda a la crisis económica pero también recomponga el entorno mediático y establezca mecanismos que impidan la injerencia extranjera. Nuestra vida pública no puede decidirse en Milán, París, Berlín, Londres… tiene que depender de los propios españoles.
  4. Recuperación del PSOE. Una vez, el entorno mediático lo permita, el PSOE podría intentar regenerase. Librarse de el dominio ejercido primero por Zapatero y luego por Sánchez, ya con la abierta oposición del Comité Federal del partido.

Las dos conquistas del PSOE

Si el problema es Sánchez, la solución no es Vox

Sé que es el mundo ideal. Pero imagino que hay que saber qué ideal se busca para poder orientarse en la realidad. España no irá bien mientras no tenga unos medios de comunicación y los dos partidos de gobierno, PP y PSOE, jugando a favor de los intereses de los españoles, no en contra.

6 comentarios sobre “Las fases de una verdadera recuperación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s