Un baño de realidad económica

Esta gráfica y las tres líneas de comentarios de Branko Milanović, un economista especializado en desigualdad, me parecen muy interesantes y reveladoras. Ya que ayudan a desmontar algunas distorsiones habituales sobre la economía. Tanto respecto la realidad de la riqueza de que dispone la gente como sobre los discursos emocionales asociados.

/*/

En el periodo 2007 – 2010, en el momento más agudo de la crisis económica, toda la sociedad se vio afectada. Pero especialmente la gente con menos recursos. Y esta desigualdad no se generó por una cuestión de ideología anti-social, el gobierno era socialdemócrata, del PSOE con Zapatero. Se generó, principalmente, por una realidad económica: apareció un problema grave, la crisis, y afectó más severamente a quienes menos capacidad tuvieron para enfrentarlo.

  • [Branko Milánovic] Todos pierden, pero especialmente los pobres.

El comentario de Branko Milánovic resalta especialmente la desigualdad (injusticia) frente a los perjuicios generales consecuencia del malhacer económico.

Se podría discutir sobre qué medidas conviene tomar frente a una crisis. Pero a mi modo de ver lo más importante sería resaltar lo perjudicial que resulta caer en una crisis. Las graves consecuencias de no preverla ni protegerse frente a ella y sufrir fuertemente su impacto.

/*/

En el periodo de 2010 – 2013 mejoró la situación. Por igual para toda la sociedad. La línea es casi paralela a la anterior pero desplazada hacia arriba. La primera mitad del periodo gobernaba el PSOE (Zapatero) la segunda el PP (Rajoy), así que no se pueden valorar sus efectos por separado.

  • [Branko Milánovic] Los pobres siguen perdiendo, pero los ricos se recuperan e incluso ganan.

De nuevo se resalta la injusticia en vez del beneficio general derivado de estar mejorando la situación. Yo diría que el mensaje incluso incluye una distorsión demagógica, ya que todos evolucionan por igual respecto del periodo anterior, las líneas son casi paralelas. Quienes más perdían, pierden menos, quienes perdían poco empezaron a ganar. Todos se ven beneficiados por la mejora económica.

Podríamos decir que la economía tiene una inercia. Algo que se puede describir fácilmente, por ejemplo, con el paro. Si se destruyen cuatrocientos mil puestos de trabajo al año hay cuatrocientos mil perjudicados. Si se mejora esta situación y pasa a perder sólo doscientos mil puestos, es una mejora pero se sigue empeorando, hay doscientos mil perjudicados más. Eso es la inercia. Como cuando un objeto cae, antes de subir tiene que frenar su caída. Y mientras frena (mejora), cae (empeora). Paradójico pero real, mejora la evolución pero no aun la realidad. Lo que en física sería mejorar la aceleración (se frena) pero aun no la posición (se sigue avanzando hacia abajo).

Curvas de tasa de paro de cada año. Creciente hasta 2013, que invierte tendencia.

Algo similar ocurre también con el déficit o la deuda. Es una fantasía pensar que se puede funcionar sin inercia. Una fantasía que en política se utiliza muy habitualmente de forma demagógica.

Y en el caso de la etapa de Rajoy estas distorsiones se utilizaron en ataques demagógicos variados:

  • desde la izquierda, exigiendo resultados inmediatos en el paro y los ingresos de la gente con rentas más bajas.
  • desde la derecha, exigiendo resultados inmediatos de reducción de déficit y gasto.

Es tan falso pretender que se puede resolver de golpe la pobreza repartiendo dinero desde el Estado, como que se puede resolver el déficit cortando en seco el gasto público. Todo se puede hacer mejor o peor, claro, pero no se debe confundir una situación de mejora con una de empeoramiento.

/*/

En el periodo 2013-2016, ya con crecimiento, disminución del paro y reducción del déficit y deuda anuales, prácticamente toda la sociedad se benefició. Pero muy especialmente la gente con menos ingresos, quienes antes habían sufrido más fuertemente las consecuencias de la crisis. Gobernaba el PP (Rajoy).

  • [Branko Milánovic] todos ganan excepto los más pobres. El 1% más rico tiene la máxima ganancia.

De nuevo, Branko Milánovic fija su atención en la desigualdad. Apenas parece interesarle el “todos ganan”. Dedica más espacio al hecho de que los extremadamente pobres aun pierden y los extremadamente ricos son los que más ganan. Ni siquiera resalta que es la mitad con menos ingresos la que más se beneficia. Esa desigualdad no parece interesarle especialmente, quizá porque no sugiere una injusticia sino lo contrario, la corrección de una desigualdad previa.

Gráficas que muestran la evolución del paro (2013) y deuda (2014) una vez encarrilados de nuevo.

/*/

¿Mi conclusión?

Todo esto me recuerda una frase de Mario Moreno, Cantinflas, en El padrecito: “Es un error querer acabar con los ricos, hay que acabar primero con los pobres”.

Hay dos cuestiones en juego:

  • Una emocional: el sentimiento de injusticia, de ira, que genera la desigualdad. (acabar con los ricos)
  • La otra, práctica: el bienestar económico. (acabar con la pobreza)

Hacer hincapié en las facetas emocionales distorsionando las prácticas será una característica de los manipuladores. Que buscarán desplegar una emociología, es decir, un interesado cuento de buenos y malos.

Unos con un discurso distorsionado centrado en separar entre los pobres y quienes son emocionalmente sensibles a la desigualdad (los buenos) y los ricos y quienes insensiblemente se interesan tan solo por las cuestiones prácticas (los malos).

Otros con un discurso que separa entre los valientes, que se atreven a tomar medidas drásticas, (los buenos) y quienes por perversidad o cobardía no las toman y nos arrastran al desastre (los malos).

Ambos discursos son emociologías. Distorsiones que dividen y enfrentan.

.

/***/

.

P.D. (12 abril 2020) Una gráfica que muestra la evolución del paro durante la etapa actual, con Sánchez.

La crisis por la pandemia del coronavirus rompe bruscamente la tendencia (marzo 2020). Pero esta ya era mala antes. Ya se había invertido el sentido, dejando de disminuir el paro. Se vivía de la inercia, pero el cruce con la línea del año anterior se adivinaba en febrero de 2020, el paro estaba ya a punto de aumentar respecto del año anterior.

Una pequeña metáfora para añadir una especulación personal:

Habrá quien piense que España sufre la maldición de Sísifo, haciendo que siempre acabemos retrocediendo lo avanzado: Cómo hacer de España un gran país.

Pero yo apostaría a que son más bien los truquitos de una Penélope. Que desteje por la noche (Puigdemont…) lo que teje a la luz del día: Una marioneta de Francia y Alemania.

7 comentarios sobre “Un baño de realidad económica

  1. No se entiende. Palabritas y pslabritas ¿ Cual es la conclusión? Esta: “Y la predicción para mañana: mañana nubes y claros, hay sitios que tendrán claros; otros tendrán nubes; y puede que llueva o puede que no llueva. buenas noches señores

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s