El escudero Sánchez

Mientras EEUU intenta resolver el problema de Venezuela apoyando a Guaidó y presionando económicamente a Cuba para que deje sostener a Maduro, Francia y Alemania lo obstruyen discretamente, retrasando el reconocimiento a Guaidó, proponiendo diálogos estériles y reafirmando su comercio con Cuba.

A Sánchez le toca un trabajo más sucio: el apoyo directo a la dictadura castrista con dos visitas a la isla, una suya y otra del rey de España. Y no digamos Zapatero, que se encarga de colaborar directamente con Maduro (ya le llegará el turno a Sánchez, pero ojalá para entonces no yo no sea nuestro presidente).

/*/

Cuando Trump presiona a Irán porque considera que no cumple con el espíritu del acuerdo nuclear, Macron y Merkel se colocan del lado iraní pero con prudencia, defendiendo que el tratado vigente es un mal menor. A Sánchez le toca de nuevo el trazo grueso y España retira la fragata Méndez Núñez del grupo de combate de EEUU en el golfo Pérsico. Como a Zapatero le tocó en su día no levantarse ante la bandera americana tras la Guerra de Irak.

/*/

Si Macron pretende liderar tema del cambio climático y promover un distorsionado concepto de multilateralismo, que equipara a dictaduras y democracias, es decir, aprovecharlo para lanzar sutiles pero constantes condenas a EEUU y dar cancha a la dictadura China, Sánchez se encarga de organizar la cumbre y promover el multiculturalismo en su discurso inaugural.

/*/

Entretanto la prensa europea da cancha a los nacionalismos y cuestiona las instituciones españolas, la justicia alemana incumple las euroórdenes y grupos de parlamentarios franceses hacen de punta de lanza apoyando abiertamente a los nacionalistas, los dirigentes franco-alemanes guardan la ropa con una discreta inacción vestida de formal apoyo a la democracia española. ¿Y Sánchez? de nuevo la labor sucia. Ligar el gobierno de España a nacionalistas con condenas por golpistas y terroristas y convertirse en valedor público de la nación de naciones anti-española. Como Zapatero con su Tinell y el Estatuto de Cataluña nación.

/*/

Y podríamos seguir (Huawei, France Telecom, Enel, Bankia y el rescate…) pero no creo que sea necesario.

El caso es que Sánchez, como en su día Zapatero, parece seguir la estela de los gobiernos francés y alemán, como un escudero sigue a su señor. Con tan evidente beneficio personal como perjuicio de los intereses de los españoles (sanciones EEUU, perjuicio de las empresas, fractura y enfrentamiento entre españoles…)

Y si el río suena… lo mismo es que lleva agua.

La intriga secesionista
https://politicadegaraje.blog/2019/11/02/resumen-de-la-intriga-nacionalista-en-espana/
La intriga franco-alemana
https://politicadegaraje.blog/2019/11/17/la-incorporacion-del-eje-franco-aleman-al-analisis-de-la-politica-actual/

Un comentario sobre “El escudero Sánchez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s