El 6 de enero y el orden mundial de las libertades

Franklin D. Roosevelt “Four Freedoms” Speech – 6 de Enero de 1941

La Segunda Guerra mundial trajo dos novedades al centro del escenario político mundial.

La primera, la obvia, fueron las ideologías totalitarias. Socialismo y Nacional-Socialismo mostraron su intención de dominar la política mundial.

Pero no fue la única novedad. Estados Unidos, tras la mala experiencia de la Gran Guerra, la Primera, entró en la Segunda con la voluntad de no dejarse arrastrar indefinidamente por conflictos ajenos.

El objetivo declarado de Estados Unidos no solo fue conseguir la victoria junto con sus aliados, sino además establecer un nuevo orden mundial basado en sus propios valores americanos. Un mundo regido por las cuatro libertades: libertad de expresión, de fe, de prosperidad y de seguridad.

Un nuevo orden mundial que defenderían unilateralmente si era necesario. Enfrentándose tanto a la violencia de las dictaduras expansionistas como a las trampas del relativismo. No en vano la 2GM fue consecuencia de una coincidencia de ideologías agresivas y pacifismo apaciguador falto tanto de realismo como de escrúpulos. De la conjunción de manipulación violenta y manipulación buenista.

Así que quizá los ochenta años que median entre el 6 de Enero de 1941, cuando Roosevelt proclamó sus cuatro libertades, y el próximo 6 de Enero de 2021, cuando el Congreso de EEUU certifique los votos electorales, sean algo más que un número redondo.

Quizá de nuevo esté en juego el predominio de un orden mundial basado en las libertades. Quizá necesite ser defendido de nuevo de dictaduras expansionistas, como la China, y los tradicionales nacionalismos europeos, apoyados en engañosa corrección política y relativismo multilateralista.

Fraude electoral: medios, intrigas y silencios que conceden

No conviene olvidar que no se ha encontrado aun ningún orden mundial mejor.

Fuera del orden de libertades, defendido por las armas por EEUU desde el fin de la 2GM, solo hay dictaduras agresivas y propaganda enfermiza autodestructiva, desplegada por unos intereses nacionales de una miopía muy peligrosa.

Un mundo peligroso

/*/

Nota: Los textos son parte de “The last lion”, una la biografía de Winston Churchill escrita por William Manchester and Paul Reid.. En particular del tercer libro: “Defender of the realm”.

/***/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s