Irresponsabilidad

Cuando a finales de verano, a la vuelta de sus vacaciones, Sánchez vio que el virus se volvía de nuevo inmanejable, pegó un volantazo y escabulló el golpe trasladando la responsabilidad a las autonomías.

La estrategia resultaba obvia desde el principio. Se trataba de que a él solo le tocase jugar las bazas ganadoras:

  • Criticar a las autonomías que tuviesen problemas…especialmente si estaban dirigidas por alguien de la oposición.
  • Ponerse medallas de salvador ofreciendo ayuda.

Una estrategia que puede tener un sentido en términos de propaganda, sobre todo si se dispone de una mayoría mediática para apoyarla. Pero que carece de sentido desde el punto de vista de la gestión.

Los presidentes no deben eludir sus responsabilidades cuando la cosa se pone difícil. Menos aún trasladarla a quienes no tienen los recursos necesarios para afrontarlas. Y menos menos aún, aprovechar luego para acusar y darse el pego de salvadores mientras van aportando con cuentagotas y tardanza esos recursos.

/*/

En realidad, esta sustitución del objetivo último, de la gestión por la propaganda, es la principal característica de la respuesta española a la crisis del Covid:

Primero se dio prioridad a la campaña del 8M sobre las medidas de prevención. (propaganda feminista partidista)

Luego se magnificaron las medidas de prevención con un confinamiento muy prolongado acompañado de contantes discursos el presidente. Despreciando el daño sobre la economía (propaganda protectora paternalista)

Una vez acabó el confinamiento, pareció que el gobierno se iba de vacaciones y se desinteresaba del tema. Cerrándolo con un broche victorioso: ahora a disfrutar, salimos más fuertes. (propaganda triunfalista)

Y, por último, a la vuelta de vacaciones, ante la recaída, el presidente delega la responsabilidad en las Comunidades y se ofrece como apoyo a quien tenga problemas. (redirigiendo la inevitable propaganda negativa hacia su oposición)

Casi dan ganas de redefinir la irresponsabilidad: evadir la atención a las obligaciones para centrarse en la propaganda.

/***/

Por último, me gustaría volver sobre un tema recurrente en este blog. El análisis de por qué tenemos un gobierno irresponsable. Para evitar caer en la tentación de echar las culpas sobre los españoles, algo que no tendría mucho sentido. Los españoles no somos distintos del resto, ni mejores ni peores. Ni sobre nuestros sistema autonómico o nuestra clase política en general.

Si uno tiene un gobierno manipulador e irresponsable, el problema es ese gobierno. Igual que si en una familia se sufre una situación de maltrato, el problema estará en el maltratador, no en sus víctimas, en toda la familia, o en la casa o barrio en el que viven.

Y nuestro problema es que tenemos un gobierno irresponsable porque desde los medios se ha promocionado ese gobierno. Y los medios lo han hecho de forma consciente porque quienes los dirigen en última instancia así lo quieren. Ese es nuestro problema. No el carácter de los españoles, el sistema autonómico o los políticos y periodistas que no están en el ajo. Aunque cualquiera de ellos pueda cometer errores en algún momento. Nada peor para una familia que echarse la culpa unos a otros por culpa de un manipulador.

Nuestro gobierno no es socialcomunista

/***/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s