La derecha que ataca al PP… Dios ciega a quienes quiere perder

Leo a Stanley G. Payne en La Razón:

No hay en el PP, ni en el PSOE, son partidos sin inteligencia política. No hay patriotismo político, solo de partido. España está inmersa en la mayor crisis contemporánea de la era democrática, la más intensa. El problema es que ni el PP ni el PSOE podrán resolver la crisis del sistema. Son responsables de la misma.

https://www.larazon.es/amp/cultura/stanley-g-payne-oponerse-a-la-ley-de-memoria-historica-es-un-deber-moral-NF25578885?fbclid=IwAR2wvKcKvcJVYOG7YXffSi6q73Tb9iYwI6gqluTksNkQeGefVRlYFAE46jc&__twitter_impression=true

Un error elemental ya que, como indico en la entrada anterior, el problema no es el PP. Es que no hay un PP en la izquierda. Y no hay manera de avanzar sin un partido de izquierda no nacionalista.

Ya que, cuando gobierna el PP montan planes destructivos (Plan Ibarretxe con Aznar y Procés con Rajoy) que acaban en un todos contra el PP. Tinell en un caso, moción de censura en el otro.

Ese es el problema. No hay que caer en el derrotismo de considerar que puesto que no se avanza con el PP es que el PP es el problema. El problema es la colaboración de izquierda y nacionalismo contra el PP. ¡No el PP!

No hay nada más autodestructivo que equiparar a quien nos defiende (PP) con quien nos ataca (PSOE y nacionalistas). Lo que habrá es que apoyar y ayudar a mejorar al PP, no acabar con él y ya de paso blanquear al PSOE.

El mayor error de quienes rechazan el nacionalismo
https://politicadegaraje.blog/2019/02/23/el-mayor-error-de-quienes-rechazan-el-nacionalismo/

.

/***/

.

Otro ejemplo de error en la derecha. Una respuesta que me han dado a un tuit en el que enlazaba la entrada anterior, la de que el PP es el gran partido español, el partido bueno.

El PP sería un gran partido sin fariseos como Feijoo y Alonso o Rajoys…

¿Cuál es el error ahí?

Que de nuevo se olvida el origen del problema, que no es el PP sino que no haya un PP a la izquierda. Un partido no sectario en la izquierda, no autodestructivo, que no aproveche el nacionalismo contra la derecha.

A unos les puede gustar más Alonso, a mí me gusta más Alejandro Fernández. Pero no debe llevarnos a descalificar al PP en su totalidad.

Es cierto que ahí hay algo importante que cambiar respecto del tratamiento de las lenguas locales (Feijoo). Hay que defender la libertad lingüística real y eso incluye que dejen de estar promocionadas desde el Estado. Una cosa es facilitar, otra promocionar. Y no se debe promocionar lo que se está utilizando como herramienta ideológica partidista, como elemento identitario enfrentado a lo español.

Si Feijoo no está acertado en Galicia, no se le vota en Galicia. Si Alonso no lleva la línea que uno quiere, no se le vota a él, pero sí a quienes en el PP vasco lleven una línea que nos guste.

Hay que tener cuidado con el perfeccionismo. Con el rechazo global ante defectos puntuales. Si se ataca de manera global al mejor partido nacional, el PP, por una faceta del PP gallego o una persona del PP vasco, es probable que acabemos con España, no con la faceta que consideramos equivocada.

Esencialismo, la distorsión de la derecha
http://pajobvios.blogspot.fr/2017/11/esencialismo-la-distorsion-de-la-derecha.html

Y la situación empieza a ser lo suficientemente grave como para que colaboremos entre quienes no queremos que España se descomponga mediante la promoción de prejuicios frentistas (lo que María Elvira Roca Barea llamaría “Fracasología”)

El PP no es un enemigo. Y la mayoría del electorado de izquierdas tampoco. El problema está en quienes siembran prejuicios que enfrentan a los españoles (Franco, lenguas como identidad…) y en quienes promueven avances nacionalistas (nación de naciones, pactos que aúpan al nacionalismo…).

Y la solución vendrá por apoyar al PP y fomentar la aparición de un partido como el PP en la izquierda. No atacando al PP y fomentando partidos sectarios en la derecha que faciliten a los Sánchez/Zapatero la radicalización del electorado de izquierdas.

Creo que Vox tiene una buena función, ayudando con su descaro a romper los tabúes correctos de nacionalistas e izquierda sectaria. Pero no puede ser el referente de la derecha ya que es asimismo un partido frentista. Del otro bando, pero igual de manipulador (si el PSOE ataca la Constitución con su propuesta confederal de naciones, Vox hace algo similar atacando la Constitución con su propuesta de eliminar las Autonomías. Si el PSOE usa un problema real, como es la violencia contra las mujeres, para hacer sectarismo, Vox hace algo similar con otro problema real, el de la inmigración ilegal).

Lo dicho. El PP no es el problema, es la solución. Necesitamos un PP fuerte en la derecha, para que nos proteja, y que aparezca otro PP en la izquierda.

El PP, el buen partido
https://politicadegaraje.blog/2019/11/09/el-pp-el-gran-partido-espanol/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s