“El director” de David Jiménez, o cómo se jodió el Perú

Acabo de terminar “El director”, de David Jiménez.

Antes que nada, tengo que admitir que me ha gustado. Y digo admitir porque empecé con mal pie. Me parecía mal escrito, poco literario, y sin embargo he acabado viendo que volvía a él con ganas. ¡Chapeau!

Ha conseguido hacer una historia coherente, verosímil, con trama, desenlace y contenido. Describiendo los distintos ambientes y haciendo comprensible el modo en el que las presiones de todo tipo se incorporan a los medios de comunicación. Y con el añadido de incluir su manera de enfocar la realidad, lo que le aporta aun más riqueza.

Tiene un punto de autoencumbramiento, pero a medida que pasa el libro se va aceptando, ya que resulta ser merecido. Es el protagonista y, pudiendo coincidir o no en lo que opta por hacer, se le reconoce un mérito. Una inteligencia y un valor al intentar seguir honestamente sus convicciones.

Hasta aquí mi valoración de la faceta literaria y personal.

Respecto de la faceta política, he encontrado lo que esperaba. Pero de una forma distinta a la que esperaba.
Como señalo en muchas entradas de mis dos blogs, El Mundo, uno de los principales medios de la derecha, se ha dedicado a erosionar al PP ante su propio electorado. Desde 2012.

Los medios de la derecha
http://pajobvios.blogspot.fr/2017/12/los-medios-de-la-derecha.html

Pero, en el caso de David Jiménez, no por ideología o venganza. Tan sólo porque, como se ve a lo largo de todo el libro, todo lo del PP le desagrada. Es lo contrario a su idealismo romántico. Una cuestión, aparentemente, personal.

Festeja acabar con Soria aun sabiendo que el motivo es peregrino. Alaba personalmente a Zapatero y desprecia a Rajoy, con independencia de sus logros o perjuicios para la sociedad. Y celebra que al final cayera el Gobierno de Rajoy, como parte de un éxito propio y de El Mundo (pag 288).

Decenas de menciones negativas sobre el PP y ninguna sobre Sánchez o Ciudadanos.

¿Imparcial? Probablemente sí en su faceta consciente. Obviamente no en la inconsciente. Es evidente contra quién va.

Así que cuando, a lo largo de los años que vienen, veamos crecer el paro, cómo son arrinconados los no nacionalistas o que nuestra política exterior se pliega a las estrategias anti-EEUU, yo lo recordaré. El Mundo fue parte de ello.

Y en una de sus etapas, lo hizo poniendo como director a alguien que atacase al PP honestamente, por convicción personal.

Una pena. Ya sabíamos cuándo se jodió el Perú, en 2012. Ahora sabemos un poco más sobre cómo se jodió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s