El psoecesionismo

El psoecesionismo o soecesionismo es un una trampa lógica utilizada para sostener que el avance del nacionalismo en España es una inevitabilidad histórica y toda oposición inútil.

Consiste en plantear que España se mueve entre cuatro opciones:

  • la ruptura inmediata, una elección que considera poco delicada, pero nada más,
  • la recentralización fascista, obviamente inaceptable,
  • el avance progresista en la descentralización,
  • o el inmovilismo reaccionario de reminiscencias fascistas.

Disyuntiva que, una vez planteada en estos falsos términos, solo tiene una solución lógica razonable. Pero que, por si acaso, José Zaragoza, diputado por el PSC, refuerza con esta simpática felicitación de navidad:

El planteamiento soecesionista de la situación, tan desequilibrado e irreal, es el que se utiliza de una forma más o menos explícita para convencer a parte del electorado de que un gobierno del PSOE apoyado en partidos dirigidos por políticos condenados por pertenencia a banda criminal o intento de golpe de estado es un mal menor, ya que es la única manera de evitar a reaccionarios y fascistas.

Lo importante es saber plantear la pregunta, como muestran estos otros polis buenos: (perdón, no he encontrado los vídeos en español)

Así que mejor que nos quede claro: el problema es el PSOE, no los secesionistas declarados, claramente minoritarios, que deben su fuerza al apoyo del PSOE, algún que otro dirigente político europeo (también minoritarios) y sus medios de desinformación afines, que siempre hay gente para todo.

La penúltima tontería del colonialismo franco-alemán

Unos amigos, del entorno de la politología, me han comentado la última tontería que circula por ahí: que a España le falta experiencia democrática para manejar el pluripartidismo sin que la disfunción política afecte a la economía.

Es decir, empiezan a sugerir que una situación de permanente bloqueo político pero con economía estable es un buen objetivo, lo propio de una democracia avanzada. Sólo les ha faltado añadir: si total, de la política ya se encargarán Merkel y Macron.

Cuando se sabe de qué va, se les ve el plumero. Son constantes las distorsiones en favor de una UE grande y rica pero en la que solo mandan unos pocos: multiculturalismo y promoción de las lenguas locales para alimentar los nacionalismos, la supuesta superfluidad de la limitación de mandatos que permite a Merkel y demás afianzar sus intrigas, el multilateralismo que abre las puertas a las dictaduras para erosionar la hegemonía de EEUU, el antiamericanismo que tanto denunció Revel… Pura y constante manipulación.

Espero que seamos capaces de reaccionar ahora que la UE pierde el contrapeso de Reino Unido, Italia está ya políticamente disfuncional y España con riesgo de fractura. Imagino que todo se acelerará. Conviene tener claro a qué nos enfrentamos. Un sistema basado en el dominio de unos sobre otros nunca acaba bien. Suele empezar mal, justificando la manipulación con la excusa de que el fin justifica los medios,… y luego ya solo degenera.

Make EU EmoFree again!

Emociología: estructura compleja y estable de distorsiones cognitivas orientada
a la movilización social y política mediante la manipulación emocional.
Utilizada para promover la división y enfrentamiento de la ciudadanía a partir de
algún elemento diferenciador (lengua, capacidad económica, religión, raza…).
Es habitual que las ideologías vayan acompañadas de una emociología.
EmoFree: dícese de la forma de gobernar no manipuladora, libre de emociologías.

Merkel, Macron y Sánchez (M&M’s) no son Europa. Como tampoco lo fueron Schröder, Chirac y Zapatero mientras coincidieron. Son solo malos gobernantes, manipuladores que basan su poder en promover enfrentamientos, emociologías.

Igual que Sánchez e Iceta no son España. Ni Otegi y Urkullu el País Vasco, o Puigdemont y Junqueras Cataluña. De nuevo, son tan solo políticos intrigantes que buscan poder sembrando cizaña.

/*/

Es importante no caer en la trampa de sus distorsionadas colectivizaciones. No asumir su discurso, ese en el que ser vasco equivale a ser nacionalista o ser europeo es aceptar que los gobiernos de Francia y Alemania marquen la pauta al resto y siembren cizaña por el mundo.

Yo soy vasco y español, pero no nacionalista; europeo, pero no antiamericano. Así que no rechazo ni a los vascos, ni a los catalanes, españoles, franceses, alemanes, europeos, americanos… a nadie en general y a todos los manipuladores y sus distorsiones en particular. La UE es un gran sitio para vivir, con sanas y poderosas instituciones que facilitan la vida. Tan solo tiene también malos líderes y malas estrategias políticas, como ocurre en todos lados.

Ahí conviene centrarse y evitar caer en el error, a mi modo de ver, del Reino Unido. El de separarse con un brexit en vez de integrarse influyendo en la democratización Europa. Retraerse en vez de expandirse, dificultando el objetivo icomún: una UE grande, fuerte y realmente democrática, que estabilice Europa y el mundo en vez de tensionarlos.

/*/

Y en el caso de España el riesgo es aun mayor.

Si nos dividimos como país (nación de naciones), perderemos capacidad de influencia en Europa y de resistencia frente a la siempre presente amenaza de perversiones tipo M&M’s.

Si nos separásemos de la UE, el spaxit que algunos sugieren ahora, perderíamos no solo capacidad de influencia, como Reino Unido, sino que probablemente añadiríamos un importante riesgo de convertirnos en un estado fallido. No olvidemos que el PSOE seguiría ahí, con su actual deriva peronista, y los M&M’s no ayudarían sino todo lo contrario, como hacen hoy con Venezuela, Cuba o Argentina. Tenemos el precedente de Zapatero en 2011, un país enfrentado y económicamente disfuncional.

El spaxit no resuelve ni el problema interno: la división entre españoles; ni el externo: la influencia de los M&M’s. No elimina los prejuicios enfermizos pero sí nos priva del beneficio del estabilidad que aportan las instituciones comunes europeas. No proporciona nada que no podamos conseguir dentro de la UE, solo nos quita lo que aporta.

/*/

Así que mejor olvidar las reacciones autodestructivas y aprovechar que formamos parte de uno de los mejores lugares del mundo para vivir. España es un país grande, capaz de mantenerse firme en la denuncia y de enfrentarse a los dirigentes y estrategias manipuladoras. Sólo tememos que tener claro el objetivo: una saludable y grande Unión Europea.

No creo que hoy haya una estrategia mejor. Ni siquiera otra estrategia.

.

/***/

.

Nota: Para quienes no diferencian entre las instituciones que nos defienden y los manipuladores que a veces se sientan en sus sillones. Quienes no ven que el TJUE es en realidad un apoyo al TS, al estar validando en la práctica su sentencia contra los golpistas. O que la UE una protección contra los nacionalistas, como lo es también la Constitución y las instituciones españolas, por algo quienes se oponen se autodenominan constitucionalistas.

A todos ellos les dedico este fabuloso fragmento de la película: Un hombre para la eternidad. Sobre la vida de Tomás Moro.

La democracia se basa en sus instituciones. Es el predominio de las reglas de juego frente al poder del populista. No tiene sentido pretender acabar con el cáncer matando al paciente. Por malos que sean algunos políticos, jueces, periodistas… el sistema se debe preservar y defender. Son los manipuladores quienes no deben caber en el sistema, no el sistema ser rechazado cada vez que algún manipulador logre poder.

/***/

División o unión, salud o enfermedad

DIAGNÓSTICO

Una consideración de partida: la mayoría de los españoles, vascos y catalanes incluidos, no quiere que España se divida en un conjunto de países menores y uniformes. Somos conscientes de que el nacionalismo es una enfermedad social y lo rechazamos, pero tenemos dos problemas a la hora de enfrentarlo:

  • PSOE y Podemos están en manos de unos líderes que los arrastran a colaborar e incluso liderar la hoja de ruta secesionista, aunque no sea lo que desean sus votantes ni muchos de los dirigentes de los propios partidos.
  • Una gran mayoría de los medios de comunicación, que no de los periodistas, intencionadamente distorsionan la realidad al servicio de esta hoja de ruta y apoyan a los gobernantes pro-división (de ahí que Podemos y PSOE hayan caído en sus redes)

Vamos, que sufrimos lo que se puede denominar una intriga secesionista. Ya que, a través de unos pocos dirigentes de partidos y medios, se ha conseguido orientar a toda una sociedad hacia un objetivo que no desea y le perjudica.

/*/

Una vez diagnosticada la situación, hay dos posibles líneas de acción, que se pueden aplicar conjuntamente:

  • Una defensiva, enfrentando problemas mediático (desinformación) y de dirección de los partidos (poder político)
  • Otra ofensiva, centrada en erosionar el objetivo y estrategia globales de quienes instigan la intriga.

/*/

RESPUESTA DEFENSIVA

Si la hoja de ruta de los intrigantes consiste en hacerse con la dirección de los partidos y medios para, mediante engaños, llevar a la sociedad adónde no quiere ir, la respuesta más saludable, la asertiva, consiste en estar atentos a desmontar los engaños y no ceder bazas que refuercen el poder de quienes nos manipulan.

Lo primero es lo que podríamos llamar reestructuración cognitiva, desenmascarar los embustes: la base de prejuicios del nacionalismo, el adoctrinamiento utilizando las lenguas, la pretendida superioridad moral que el manipulador utiliza para difundir odios correctos, el mundo al revés que presentan los medios de comunicación, el blanqueo de Bildu y ERC, las demonizaciones de Vox, la derecha, Franco, la bandera y símbolos de España, etc.

Lo segundo la pura asertividad, no ceder ante las presiones. No apoyar a Sánchez en una investidura que utilizará para continuar con la hoja de ruta secesionista, no modificar nuestras posiciones para conseguir la unanimidad con quien en realidad juega en contra (sentencia ante el golpe de estado…), no facilitar a quien no es leal tener más poder mediante el traspaso de competencias, una clara la defensa de la legalidad: hacer respetar la neutralidad ideológica en los espacios públicos, combatir el adoctrinamiento, evitar la permisividad y la impunidad

Y tener siempre claro quién es el enemigo y quien no. El problema está en los dirigentes manipuladores. No en los catalanes, la izquierda… ¡ni siquiera en los nacionalistas!

La estrategia de los manipuladores es formar bloques y enfrentarlos, sembrar cizaña. Es importante no aceptar su marco de juego, sus colectivizaciones. Entender que si se hace un boicot contra los productos catalanes… se hace el juego a quién manipuladoramente dice que esto es un problema entre catalanes y españoles. Si se demoniza a la izquierda… ésta no reaccionará contra sus malos líderes sino que se reforzará la fantasía guerracivilista con la que les engañan. Los propios nacionalistas podrían llegar a ser conscientes de que su poder tiene límites y que en una Europa de control franco-alemán se tendrán que ir olvidando de la autonomía que hoy disfrutan en España ¿qué poder tienen las regiones en Francia?

La respuesta es conseguir la unión de la ciudadanía española, desmontar las fobias y colectivizaciones, nada práctico se ganaría con la derrota de media España frente a la otra media. Nada se resolvería realmente.

Y, por supuesto, para todo esto es necesario que haya medios de comunicación que no reproduzcan los mensajes de la hoja de ruta secesionista, es decir, introducir nuevos medios o cambiar la dirección de los actuales e incorporar la crítica y control a los propios medios. Y lo mismo para los partidos, o cambiar la dirección de los partidos de izquierda o montar unos nuevos partidos de izquierda claramente no filonacionalistas, que para eso nacieron en su día UPyD o Cs, no para ser bisagra.

/*/

RESPUESTA OFENSIVA

De cara a la respuesta ofensiva, es necesario entender en qué consiste la intriga general, que busca dos objetivos principales: el control de la UE por parte de los gobiernos de Francia y Alemania y el predominio de Europa en el mundo.

Una intriga en la que el apoyo a los nacionalismos que buscan dividir España en pequeños países sin influencia dentro de la UE (prensa europea, euroórdenes…), coincide con el apoyo a Cuba-Venezuela, Irán-Palestina o China-Corea para erosionar la hegemonía de EEUU, líder mundial actual.

El apoyo de Sánchez tanto a los nacionalismos como a Cuba muestra claramente que está del lado franco-alemán. Esa coincidencia no tiene sentido salvo para los intereses del tándem Merkel&Macron. Y aunque sea en contra de los intereses de los españoles tanto en España como internacionalmente. Y Zapatero hizo exactamente lo mismo en la etapa Chirac&Schröder.

De igual manera, a la inversa, la participación de Maroto en la Asamblea venezolana en apoyo a la democracia muestra cómo se puede responder activamente. No solo se lucha en España. Apoyar a Guaidó no solo es éticamente correcto, además es defender a España.

Conviene tener claro quienes son nuestros aliados naturales, a quienes apoyar y de quienes podríamos llegar a obtener apoyo. EEUU, Reino Unido, los partidarios de la democracia en Iberoamérica, los propios ciudadanos europeos a quienes no debería interesar que la UE se estructure con maneras coloniales, enfermizas… En el lado opuesto, obviamente los gobiernos de Macron, Merkel o Sánchez… pero también los partidos peronistas y bolivarianos de Iberoamérica, o los actuales dirigentes de China, Irán, Palestina, etc. que ven en la ambición franco-alemana un puerta abierta a sus propias ambiciones dictatoriales.

Desmontar sus muchos elementos propagandísticos, habitualmente perversos, socialmente patológicos: multiculturalismo, multilateralismo, feminismo frentista, sacralización climática… son muchos los elementos que se utilizan para generar tensiones, odios correctos y colectivizar y liderar grupos.

Y mejorar la democracia en Europa, con limitación de mandatos (qué pinta Merkel liderando Europa ¡desde hace 15 años!), contrapesos al poder de los dirigentes de los países grandes, circunscripciones que repartan el poder… seguro que hay correcciones que se pueden promocionar en la UE si se tiene claro cuál es el objetivo. Pero para ello se necesitan partidos que se definan de ámbito europeo, no solo nacionales, y que explícitamente luchen contra las preeminencia de unos países sobre otros. O la UE es realmente de todos o no tiene sentido.

Yo echo de menos poder votar qué se hace respecto de Cuba-Venezuela, respecto del comercio con China, respecto de Irán, respecto del acercamiento a Turquía… ¿por qué han de decidir estas cosas Merkel y Macron?

/*/

CONCLUSIÓN

Nos ha tocado vivir una nueva época convulsa, en la que el mundo repite errores del pasado. Prejuicios enfermizos, lo que eran las ideologías (comunismo, nazismo…) han mutado hoy en emociologías puras (antiamericanismo, nacionalismo, demonizaciones, imperiofobia y fracasología…) pero siguen siendo igual de dañinas. Y también vemos las mismas intrigas políticas irresponsables, antes disfrazadas de pacifismo apaciguador, hoy apelando a un multiculturalismo igual de tramposo, ambos facilitan el crecimiento de las dictaduras de igual manera.

Pero la democracia de iguales y libertades individuales es mejor. Más sana y deseable para la ciudadanía. Así que… ¡reaccionemos!

De nuevo toca despertar para guiar la marcha historia a buen puerto, para evitar perversiones.

/***/

Una verdad incómoda: la cumbre es contra el clima

En medio del desmadre publicitario que acompaña a la cumbre del clima, creo que conviene resaltar una verdad incómoda: no hay nada más contrario al clima que la guerra y el enfrentamiento. Así que está cumbre anti-EEUU es en realidad contraria al clima.

Que es lo que se promociona con el perverso concepto del multilateralismo y los habituales odios correctos asociados, que tan bien simboliza Greta Thunberg. Algo que solo hará el mundo más peligroso, como ya ocurrió antes de la Segunda Guerra Mundial con el bonito discurso del apaciguamiento pacifista.

Una estrategia perversa liderada por Macron y Merkel con un objetivo enfermizo: una Europa de control franco-alemán y líder del mundo. Seguida por sus fieles: Sánchez, Borrell, Ursula von der Leyen

De nuevo Europa equivoca el camino y el mundo no se verá beneficiado. Pagará, como ya es habitual, las ambiciones nacionalistas de los gobiernos de Francia y Alemania.

Así que tengámoslo claro quienes lo rechazamos, para al menos reconocer a quienes juegan a nuestro favor.

Los odios correctos

Resaltaba en la entrada anterior cómo los medios de comunicación españoles previenen frente a un discurso del odio inexistente (el odio a los inmigrantes) al mismo tiempo que blanquean los discursos de odio reales (el odio nacionalista y el anti-derecha), tratándolos como parte aceptable de la vida política.

Algo equivalente ocurre a nivel mundial, con odios asociados a lo políticamente correcto y por lo tanto considerados aceptables, incluso meritorios. Estos podrían ser algunos ejemplos:

Odio climático

En este apartado, creo que el uso que se hace de una niña con asperger y TOC para promover el odio y rechazo al sistema es ya en si revelador de algo perverso:

Getty Images

Habéis robado mi infancia y mis sueños, con vuestras palabras vacías”
“La gente está sufriendo, está muriendo. Ecosistemas enteros están colapsando. Estamos en el principio de una extinción masiva, y de todo lo que hablan es de promesas de cuento de hadas de eterno crecimiento económico. ¡¿Cómo os atrevéis?!
“Si realmente entendéis la situación y aún así os negáis a actuar, eso quiere decir que sois malas personas. Y me niego a creer eso”.

No creo que se necesite más exposición. Una cosa es promover un entorno limpio y atender a la evolución del clima y nuestra influencia sobre él y otra cosa sembrar odio y alarmismo.

Nadie aceptaría estas afirmaciones de no proceder de un niño.

Odio feminista

El sano lema Me2, que animaba a denunciar abusos, dio paso a un sectario YoTambiénTeCreo (recordemos las falsas acusaciones contra Woody Allen que derivaron en una campaña mediática masiva contra él) o, últimamente, a un odio abierto como en el actual “El violador eres tu”, digno delos mejores tiempos de Siniestro Total.

Una cosa es un feminismo que libera y otra un feminismo sectario, de bando y combate.

Líderes demonizados

Trump, Boris Johnson, los líderes de Vox… son constantemente desfigurados en los medios de comunicación, presentados como inaceptables. A pesar de ser los representantes elegidos por gran parte de la ciudadanía y no existir ningún hecho real que lo justifique. Son sencillamente los malos, como en las películas.

Quien tenga dudas sobre esto… que diga algo positivo de cualquiera de los tres en una conversación informal. Verá las reacciones de sorpresa e indignación.

Nada parecido ocurre con, por ejemplo, Xi Jinping, Macron u Otegi. Un dictador imperialista, un líder europeo que está apoyando al eje Cuba-Venezuela y un terrorista condenado.

/*/

Todos estos odios correctos, bien vistos y promovidos por los medios de comunicación, tienen en común que critican el modo de vida occidental a la vez que se olvidan las verdaderas atrocidades que ocurren en el mundo. Son una especie de autoflagelación.

Y, puesto que, de acuerdo con mi teoría de las emociologías, los prejuicios no aparecen sino que se insertan desde el poder político por interés… ¿quién puede tener interés en criticar el actual statu quo?

Pues imagino que quién quiera ser califa en vez del califa. No creo que sea casualidad que el presidente de EEUU sea blanco de los tres odios por casualidad. Como no es casualidad que en España se blanqueen el nacionalismo y el guerracivilismo.

/***/

El verdadero discurso de odio

Ayer la ministra Celaá relacionaba a Vox con un atentado fallido en un centro de menores extranjeros (menas). A pesar de que no hay ningún hecho que los relacione.

Y no solo ella, también Marlaska, ministro del interior, lo que es aun más grave, o el PSOE.

Durante la pasada legislatura, desde el Gobierno se acusó constantemente a los partidos de la derecha de fascistas y machistas (trifachito, trimachito). Ayer salía sentencia de una agresión sufrida por gente de Cs durante el día del orgullo. Se archivaba no porque no hubiesen ocurrido los hechos, sino porque no se puede determinar quienes fueron los autores.

¿Qué hace el PSOE? Sugerir que la sentencia dictamina que los de Cs denunciaron en falso. Es decir, añadir otra falsa acusación contra Cs (aparte de la de ser machista).

https://cadenaser.com/ser/2019/12/05/tribunales/1575544664_316494.html

Ayer indiqué en tuiter que acusar sin pruebas de delitos es el verdadero discurso del odio, y esta es la respuesta que recibí. (no pongo el enlace ya que inmediatamente después de insultar me bloqueó… y he borrado las identidades para no particularizar en nadie mi denuncia)

/*/

Mi conclusión es clara. Se está sembrando un discurso del odio por parte del PSOE contra su oposición, los partidos de derecha: Cs, PP y, sobre todo, Vox. Relacionándolos sin ninguna prueba con los más graves delitos (asesinatos machistas, homofobia, atentados xenófobos…) ¿acaso no odiarán a la derecha quiénes les escuchen?

Ese el verdadero discurso del odio desplegado hoy día. El del odio a la derecha. No potenciales futuros discursos del odio al inmigrante o a la mujer. Y se está sembrando con una absoluta irresponsabilidad.

Quizá sea la manera del PSOE de intentar vestir el estar aliándose con partidos que sí tienen una verdadera relación con delitos probados ( 858 asesinatos de ETA unos, condenas por sedición los otros). Delinquir es no respetar al diferente, tanto en el caso del terrorismo como en el de la sedición. Es el verdadero odio y agresión. Es despreciar a quien piensa distinto hasta autoconvencerse de que sus derechos no merecen ser respetados.

Blanquear a quienes delinquen y acusar de graves delitos a quienes se oponen y los sufren es alimentar el odio de quienes ya han demostrado estar dispuestos a agredir. No presagia nada bueno. Este es el verdadero discurso del odio hoy día: acusar de sembrar el odio.

.

/*/

.

Conclusión:

En España hay un grave discurso del odio, el nacionalista. Que ha causado ya 858 asesinatos y un intento de golpe de estado. Además de innumerables agresiones de segundo orden como la imposición lingüística, el adoctrinamiento a menores, la ausencia de neutralidad en el espacio público…

Hay también un discurso del odio a la derecha, promovido desde el gobierno y sus múltiples medios de comunicación afines. Ahí se encuadran lo del trifachito, trifachito, la recuperación del guerracivilismo… Y aunque no muchas, ya ha tenido algunas consecuencias en actos de odio, como las agresiones a Cs en el día del orgullo gay.

Por último, hay un ficticio discurso del odio de Vox. Contra las mujeres o contra los inmigrantes. Y es ficticio porque ni existen consecuencias, ni medios de comunicación que propaguen machaconamente œmensajede odio ni el discurso de Vox es de odio salvo bajo consideraciones muy sesgadas.

Y la pena es que Europa no ayuda en esto. Da cancha al victimismo nacionalista (santuario de ETA, comunicado pro-nacionalista de 51 diputados franceses, impunidad de etarras en Bélgica, incumplimiento de las euroórdenes, prensa europea en general cuestionando nuestras instituciones policiales o judiciales…)

Y se alinea con el odio antiderecha del PSOE cuando el partido de Macron advierte a Cs por su acercamiento a Vox pero no tiene problema con que Sánchez vaya de la mano de populistas y nacionalistas. O cuando Merkel advierte del discurso del odio en Europa pero olvida prevenir frente a los nacionalismos en España. No ayudan en absoluto a que en España se combatan los verdaderos discursos de odio.